Sucesos

"Fue accidental"


— LIZBETH GARCÍA —

La Policía remitió ante la juez Segundo de Distrito del Crimen;
de Managua, Ileana Pérez, al joven Alejandro Ulises Portobanco,;
seńalado por presuntamente dar muerte a un nińo de siete ańos,;
con una bala de fusil Ak, acto que el procesado dijo "fue;
accidental".;


Portobanco afirmó ante la juez, al rendir su declaración;
indagatoria, que al momento de los hechos estaba muy tomado de;
ron, pero seńaló que la Policía no le tomó prueba alguna para;
verificar el nivel de alcohol en su sangre. El reo recordó que;
el 19 de octubre empezó a tomar licor a eso de las cinco de la;
tarde en su casa. A eso de las ocho de la noche, dos amigos que;
le acompańaban iniciaron un pleito, en el que intervino un tercer;
hombre, al que identificó como William D'Trinidad.;


Luego, Portobanco, según su testimonio que rola en expediente;
1353-02, supuestamente intercambió palabras con el tercer hombre;
en el pleito, lo que originó que éste le empujara. Acto seguido,;
el joven afirma que reclamó y se le ocurrió ir a buscar a su casa;
el fusil Ak que su padre, que es militar, tiene asignado. La;
idea, seńaló, era hacer un disparo al aire, para intimidar al que;
supuestamente le empujó.;


Pero en lo que iba saliendo de la casa con el fusil montado, su;
madre, hermana y esposa intentaron detenerle, lo que hizo que;
cayera al suelo, al bajar unas gradas, y en ese momento se;
disparó el arma de guerra. Portobanco afirmó ante la juez que;
después de eso no supo qué ocurrió ni cuántos disparos hizo. La;
Policía recogió en el lugar de los hechos dos casquillos de bala;
percutados. ;


En el cuerpo del nińo Róger José Bonilla quedó una de las tres;
balas que se habrían disparado con el fusil Ak, la que provocó;
la muerte del menor al entrarle por el tórax, para lacerarle el;
corazón y uno de los pulmones. El ahora reo indicó ante la juez;
Pérez que no tenía intenciones de causar dańo alguno, lo que no;
evita que el padre del nińo, llamado también Róger José Bonilla,;
exigiera justicia ante las autoridades. ;


La madre del menor, Perla Montalván, igualmente exigió justicia;
ante la Policía y al rendir su declaración, recordó que escuchó;
disparos y al salir a la calle a verificar si su hijo estaba;
jugando como siempre, se encontró con la tragedia. El nińito;
todavía estaba vivo y se quejaba del dolor, caído de bruces sobre;
el suelo. La madre lo llevó al hospital en un taxi, pero tras ser;
ingresado a emergencias, murió en pocos minutos.;


En expediente aún no rola el peritaje de balística que corrobore;
si como dice el reo, disparó accidentalmente contra el nińo,;
versión de la que deberán dar cuenta ante la juez los familiares;
del procesado y los amigos que estaban bebiendo licor con él.;