Sucesos

El colmo: Pandilleros atacan estación policial


— MÁXIMO RUGAMA CASTILLO —

Una pavorosa acción ejecutada por los miembros de dos pandillas, que tomaron como punto de partida para su agresión la delegación policial, ubicada en el barrio Boris Vega, dejó como resultado ocho casas con los techos destrozados, puertas y ventanas destrozadas.;


Por su parte, las autoridades policiales estelianas detuvieron a siete facinerosos, entre los que figuran uno que tiene tan sólo un mes de haber salido del Sistema Penitenciario, donde purgaba pena por diversos delitos.;


La capitán Elvia de la Cruz Hidalgo, segunda jefa de Seguridad Pública de la Policía Nacional esteliana, quien estuvo al mando de treinta efectivos policiales para enfrentar la acción y evitar que los pandilleros cometieran mayores destrozos y perjuicios a la población, aseveró que algunos sujetos que no pertenecen a las pandillas sirvieron de encubridores y colaboradores del ataque que causó zozobra en el vecindario.;


Indicó que varios nińos, ancianos y sobre todo mujeres embarazadas y recién paridas se llenaron de nerviosismo y resultaron con afectaciones psicológicas severas. La capitán Hidaldo, quien compareció ante los periodistas en compańía del comisionado Pedro Denis Morales Novoa, jefe policial en Estelí, dijo que aplicarán todos los rigores de la ley.;


DEFINITIVAMENTE NO TIENEN REMEDIO;


Explicó que los detenidos son tres adolescentes y cuatro adultos. ŤEsperamos que la población y los padres de esos muchachos después no digan que la Policía nacional está violentando derechos, porque hemos sido tolerantes al organizar encuentros con ellos, exponiéndoles el peligro y el dańo que causan, así como buscando alternativas de recreación sana con altruistas, pero al parecer hay ciertos sujetos que no tienen remedioť, dijeron ambos jefes policiales.;


ŤTambién seremos enérgicos con las personas que les apańan todas las acciones ilícitas a estos jóvenesť, dijo Hidalgo. En la acción temeraria ejecutada por los pandilleros algunos efectivos policiales resultaron con golpes, sin mayores consecuencias, pero al menos cuatro pandilleros sufrieron heridas porque después de atacar la estación policial del barrio Boris Vega, se enfrentaron en una lucha campal.;


El oficial Oscar Rafael Blandón Dávila, jefe de sector de la Policía Nacional, explicó que en ningún momento esta acción significa que se haya rebasado la capacidad de la institución de orden público y tales actos deben observarse como parte de la misma descomposición social y pérdida de valores morales que sufre cierto sector de la juventud esteliana.;


Entre los detenidos se encuentran Cristiam Romero Fuentes, de 26 ańos, Guillermo José Hernández Alarcón, de 25, y José Antonio Rodríguez Gutiérrez, de 18, así como Eddy Fabián Monge Armas, quien figuraba como jefe de la temida pandilla denominada ŤLos Chiri Borisť, nombre obtenido de la fusión del término Chiriza, con el que denominan a un barrio y Boris, por el nombre que lleva el barrio donde ocurrió este vandalismo.;


Todos los adultos detenidos serán pasados este lunes ante las autoridades judiciales, por haber cometido los delitos de amenazas de muerte, asociación para delinquir, lesiones, dańos a la propiedad, y lesiones psicológicas. Los adolescentes detenidos pasarán a la jurisdicción de la juez Especial de Menores, Scarlet Lugo, quien tiene su sede en Ciudad Darío.;


ĄQUE RESPONDAN LOS PADRES DE ESTOS DELINCUENTES!;


La tarde del jueves, los habitantes del barrio Boris Vega vivieron momentos de tensión y nerviosismo debido a la batalla campal que escenificaron ŤLos Chiri Borisť y ŤLos Pichetesť.;


La situación era pavorosa y cuando observaron la presencia de la Policía Nacional, varios forajidos huyeron hacia un cerro y otros se fueron a refugiar debajo de las camas de sus cómplices o parientes, dijo Hidalgo. Todos fueron capturados en flagrante delito, por lo que ahora nadie tiene argumentos para alegar lo contrario, indicó.;


Varios pandilleros, bajo los efectos de las drogas inclusive lanzaban grandes garrotes en contra de las viviendas, árboles y se incrustaban filosos cuchillos en sus dedos, como poseídos por el demonio. Hay muchas madres que no reconocen el problema grave que ocasionan sus hijos y se niegan a someterlos a una atención especializada, grafican los jefes policiales. ;


Las autoridades policiales indicaron que ya nadie puede manipular o darle su propia interpretación al Código de la Nińez y la Adolescencia, porque quien delinque deberá responder por sus actos y si son menores de edad, asumirán las consecuencias los padres de éstos.