Sucesos

El colmo de la xenofobia con el cadáver de una nica

*Familia indignada rescató los restos y los sepultó en Estelí

— MÁXIMO RUGAMA CASTILLO —

En medio de un clima de indignación y al mismo tiempo de impotencia, por la no aplicación de la justicia, familiares y amigos sepultaron la tarde de ayer a la seńora Reina Gutiérrez, quien falleció en Costa Rica. Su cadáver fue recuperado en una universidad, después que abusivamente, las autoridades de un hospital tico lo donaron para que los estudiantes de Medicina realizaran prácticas. ;


La esteliana falleció en circunstancias desconocidas y a pesar que las autoridades del hospital donde se registró el deceso conocían la dirección donde residen sus familiares, en territorio tico, olímpicamente donaron su cadáver al departamento de Anatomía de la facultad de Medicina de una universidad.;


La ahora difunta tenía cerca de dos ańos de estar trabajando en Costa Rica, de forma legal. Cintia Janeth Gutiérrez, sobrina de la fallecida y con varios ańos de vivir en Costa Rica, dijo que las autoridades del hospital tico la ingresaron a ese centro, pero ni siquiera lo reportaron a sus familiares, ni mucho menos a la hora de su fallecimiento.;


LA REGISTRARON COMO DESCONOCIDA;


Pese a que existe un documento en ese hospital, en donde se seńala que la paciente ingresó con una pancreatitis aguda y que era de nacionalidad nicaragüense, ahora los médicos y la dirección del mismo argumenta que ella era desconocida.;


Gutiérrez supuestamente ingresó al centro asistencial público de San Isidro de Heredia, el 28 de junio, y fue intervenida quirúrgicamente, por lo que estuvo 22 días en recuperación, supuestamente. Según Cintia Janeth, la familia sospecha que se pudo tratar de una negligencia y por ello, las autoridades hospitalarias de forma dudosa se deshicieron del cuerpo.;


La joven seńora, con un acento en su voz más tico que nicaragüense, expresó que ellos buscaron información y conocieron que las autoridades hospitalarias donaron a los cuatro días de fallecida el cuerpo de dońa Reina a la Universidad de Ciencias Médicas de Centroamérica, con sede en San José. La difunta fue trasladada en una ambulancia de la Cruz Roja tica, de la localidad de San Isidro de Heredia, una provincia.;


Cintia Janeth dijo que su tía falleció en el hospital público de Heredia el 20 de julio y ni por los periódicos, como se hace en Nicaragua, informaron el deceso.;


Una vez recuperado el cadáver, que presentaba una serie de heridas profundas, sobre todo en la parte del abdomen, los familiares lo repatriaron y trasladaron hasta Estelí, donde le dieron cristiana sepultura. Dońa Reina Gutiérrez era muy conocida en Estelí, ya que pertenecía a una familia de fotógrafos que durante ańos han ejercido esa labor.;


Los parientes de la seńora Gutiérrez expresaron que esta situación refleja el tremendo desprecio que algunas autoridades ticas tienen en contra de los nicaragüenses, quienes son tratados como seres de segunda categoría.;


Demandaron de las autoridades del gobierno de Nicaragua que les ayuden a esclarecer las circunstancias en que murió dońa Reina y que los culpables sean obligados a resarcir los dańos morales y psicológicos causados a la familia.;


Este caso será expuesto a las autoridades del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y a entidades similares en Costa Rica, para que se exija castigo a quienes donaron el cadáver de la seńora Gutiérrez, máximo cuando ésta sólo tenía cuatro días de fallecida. ;


Los adoloridos parientes de la fallecida destacaron que van a ir hasta las últimas consecuencias, para evitar que esto se quede en la impunidad, ya que muchos nicas viajan a Costa Rica, no porque lo deseen, sino por la necesidad de conseguir empleo, pero allá son ubicados en los peores trabajos y son explotados.