Sexualidad

Auto-examen de los testículos


— —

El cáncer de testículos es potencialmente mortal pero, si se detecta pronto, a veces puede ser curado. Un simple examen que sólo dura 1 ó 2 minutos puede detectar un crecimiento anormal en los testículos en las primeras etapas. ;


Igual que la auto-exploración de mama en las mujeres, el auto-examen de los testículos es fácil e importante.;


Como el cáncer de testículos ocurre más frecuentemente en hombres jóvenes que en mayores, el auto-examen debe comenzar a una edad temprana, y debe realizarse una vez al mes.;


;


Examen;


;


Se debe realizar el examen después de la ducha o bańo, cuando la piel del escroto está fina y relajada. Primero examinar un testículo y después el otro. Comprimir el testículo y enrollarlo suavemente entre los dedos índice y pulgar. ;


Mientras hace esto intente palpar algún bulto en la superficie del testículo. Asimismo palpe y observe si el testículo ha crecido de tamańo, si está más duro o si hay alguna diferencia con respecto al anterior examen. ;


Una pequeńa línea firme entre los testículos es normal. El conducto de salida, que es como una cuerda, también es una parte normal del escroto y no es un aumento de tamańo. Si se nota un bulto, llaga o algún cambio en un testículo, no quiere decir que tenga un cáncer, pero vaya lo antes posible al médico. ;


---------------------------------------;


;


Higiene vaginal;


;


Lavar los genitales con un jabón suave y agua, una vez al día es suficiente. En una mujer normal los sprays higiénicos y desodorantes femeninos son innecesarios y, a veces, incluso perjudiciales.;


Normalmente la vagina se limpia por sí misma. Las paredes de la vagina producen su propio fluido que transporta las células muertas y otros microorganismos fuera del organismo. Esta descarga es clara o, bien, lechosa, aunque amarillenta cuando se seca. ;


Es un fluido algo viscoso, dulce y de olor no desagradable. Su producción aumenta coincidiendo con la ovulación y durante la excitación sexual. Si usted tiene una descarga vaginal copiosa, que es de diferente color o de olor muy fuerte, probablemente tenga una infección vaginal, y debe ir a ver a un médico.;


Si utiliza un spray para la higiene vaginal, no dirija nunca el spray directamente hacia dentro de la vagina, ya que esto puede irritar el tejido vaginal. Si, utilizando un spray, la piel de la vulva comienza a enrojecerse o a irritarse, deje de usarlo, ya que tal vez sea alérgica a algún componente del spray. ;


Algunas de las compresas comercializadas pueden contener algún irritante químico. Además, también pueden cambiar el medio ácido de la vagina, lo cual puede provocar el crecimiento de fermentos y otros organismos causantes de infecciones. ;


;


Cuidado con las bacterias i gérmenes;


;


Le pueden recetar compresas con vinagre diluido para ayudar a mantener el grado de acidez normal, así como por su acción limpiadora. ;


Las duchas vaginales también “lavan” el tapón de moco que protege la entrada del cervix de microorganismos infecciosos hacia dentro del útero. A pesar de esto, el médico a veces recomienda duchas vaginales. ;


Si es así tenga cuidado de que el mango de la ducha no esté muy cerca. Así reducirá la presión. Si no, los organismos vaginales son forzados o arrastrados hacia el útero (matriz), donde pueden causar una infección.;


Las bacterias y gérmenes que causan la infección vaginal tienden a prosperar o crecer en condiciones de calor y humedad. Por esta razón es una buena idea utilizar braguitas de algodón o sintéticas con una compresa de algodón y evitar el uso de braguitas y medias apretadas. Las braguitas y medias de nylon mantienen la humedad y el calor en el área genital.;


Para limpiar el ano hay que hacerlo siempre desde delante hacia atrás para evitar contaminar la vagina con bacterias procedentes del intestino.