Salud y Sexualidad

Dieta de placer

OJO * Cuando existe una relación de más de un año, es bueno proponer juegos como estos para no ser víctimas de la rutina. * No es bueno agotar todas las ideas en una misma noche, hay que dejar un poco para otro momento. * Darse una ducha antes de ser la meza o catador de alimentos es lo más idóneo. * Deben hacer volar la imaginación, para disfrutar sin restricciones.

Sayali Baca

Menú del día: sandia helada cortada en pequeños trozos colocados sobre el cuerpo de ese macho o mujer que nos hace temblar y sudar a la vez, ¿le apetece? Uhmmm… ¡Nada como un menú cargado de seducción! Imagínese las gotas de jugo y de esa sandía sobre el cuerpo fogoso de su pareja que al tiempo de una fricción usted pueda lamer o succionar.
Cualquier hora del día es buena para saciar esos gustos excéntricos más si el menú se nos presenta al desnudo, a la luz de unas velas, copas de vino y por qué no al son de movimientos de caderas y besos húmedos.
La complicidad entre las pareja a la hora de hacer “dieta”, aviva la pasión y lo más importante, abre el apetito de forma voraz, al punto de desatar ese instinto animal atrapados por los olores y sabores de los alimentos.
Hay quienes optan por preparar todo un banquete sobre el cuerpo de su pareja con plato fuerte y postre incluido, he aquí algunas historias de parejas que han apostados a ser realidad algunos juegos sexuales cargados de sabor.
Ana y Belén le llamaremos a una pareja lésbica que llevan dos años de relación y quienes desde entonces han procurado llevar una vida cargada de disfrute sexual, lejos de prejuicios.
Cuenta Ana: “mi novia tenía la idea de celebrar nuestro segundo aniversario con comida y por supuesto en un hotel. Para variar un poco según ella, fuimos a un hotelito de la capital pedimos comida a domicilio para cenar en el cuarto y luego nos dispusimos a comer postre: fresas y una crema chantilly tipo película porque ella me la esparció por varias zonas del cuerpo de forma lenta, era la primera vez que hacia esto, la experiencia fue placentera y la vez divertida, puedo decir que estos pequeños no se olvidan así hayan pasado 10 años. Salir de la rutina es un paso importante para mantener una relación”.

En nombre de la pasión
Jugar con los sentidos del gusto y el olfato, en especial en una noche en la que queremos ser los mejores amantes o demostrar romanticismo, no sólo forma parte de una fantasía sexual. Son precisamente esas pequeñas acciones las que pueden contribuir a mantener vivo el deseo, según explicó la doctora Marling Sotelo de Cubillo, especialista en temas de sexualidad.
Es importante hacer mención que no tiene nada de malo mezclar sexo con comida, únicamente se recomienda que para llevar esta práctica lo idóneo es hacerlo con alimentos ligeros, pues de lo contrario las reacciones no serian las más satisfactorias sexualmente.
Entre los comestibles ideales para preparar de una dieta de placer – los cuales llenan las características de ligeros, fácil de aplicar y transportar- están las fresas, de hechos son frutas catalogadas de excitantes pues permiten jugar mezclándolas con una crema chantilly o bien con chocolote en caso que su deseo demande algo más energético y pasional. También puede tener en cuenta la miel, el yogurt, los frutos secos, helados, caramelo derretido, gelatina, vino o su bebida favorita para derramarla sobre el cuerpo de su amor.
Lo cierto es que cada persona puede hacer su propia receta de dieta con las frutas que tenga a su alcance y así complacer a su pareja, agregó.
Podes hacer del cuerpo de tu pareja una ensalada humana, un banquete lleno de dulces o algo salado, según el gusto. Basta usar la imaginación que la base principal para dar rienda suelta a una sesión de lujuria que tenga como particularidad un intercambio de sabores mediante apasionados besos.
Si descubrís el tipo de sabores que derriten a tu paraja, mejor resultado tendrás a la hora de complacerla.
No obstante para el éxito de este menú sexual, la especialista recomiendó partir de la idea de hacer algo distinto que permita salir de la rutina. Calificó de importante sondear qué es lo que más le gusta a nuestra pareja y consultarle sobre qué tan dispuesta en sumergirse en el juego erótico.
Según la experta las parejas pueden hacer usar todo el cuerpo cuando decidan y estén convencidas que desean tener una noche excitante al calor del plato o postre más apetecido. “Las alimentos pueden ser expuestos y esparcido por toda la piel, pero no así introducirlos por orificios que no sean la boca”, advirtió.

Créditos
Marling Sotelo de Cubillo, especialista en temas de sexualidad.
www.marlingsotelo@hotmail.com