Salud y Sexualidad

Miomatosis y fertilidad


Estimada Lic. Sevilla:

Reciba un cordial saludo de mi parte. Me gusta leer su segmento ya que me parece muy educativo, por ese motivo le escribo porque tengo varias dudas.
Hace algunos días me realicé un ultrasonido transvaginal y me detectaron miomatosis uterina, anteriormente me habían hecho otros ultrasonidos y me habían detectado entre uno o dos miomas.
Este ultrasonido me lo ordenaron porque deseo quedar embarazada y no lo he logrado. Tengo 37 años, nunca he tenido hijos ni abortos de ningún tipo.
Hasta la fecha ningún ginecólogo me ha dicho si tengo un problema de infertilidad o no. Mi pregunta es, qué tan grave es la miomatosis uterina y si puedo quedar embarazada. Además, quisiera saber qué estudios o exámenes debo realizarme para poder embarazarme.
Mis ciclos menstruales son normales, con una duración de 5 días, no he tenido ningún tipo de sangrado fuera de mi regla, no tengo dolores, excepto los previos a mi menstruación.
Le agradezco de antemano toda su colaboración, y en espera de su pronta respuesta. 

Atentamente,
LP

En primera instancia, hay que recalcar que un mioma o fibroma es un tumor benigno que se incuba y crece gracias a la acción de los estrógenos.
Su lugar de alojamiento son los músculos uterinos o de la matriz y no es exactamente un precedente de cáncer, como tienden a creer muchas mujeres. En este caso específico, el asunto va más allá de la miomatosis, según las valoraciones de la doctora María Esther Suárez García, ginecóloga.
La doctora manifestó que si la amiga lectora tiene más de un año sosteniendo relaciones sexuales sin utilizar ningún método anticonceptivo, entonces estaríamos hablando de un problema de infertilidad.
“Hay que hacer énfasis en que la infertilidad es un problema de pareja y que no sólo la mujer debe someterse a estudios, porque en el 40% de los casos el infértil es el varón”, dijo la doctora Suárez.
Llegados a este punto, la ginecóloga manifestó que existen exámenes específicos para determinar la fertilidad o no de las personas.
“Los varones deben realizarse espermatogramas y espermiocultivos. La persona que escribe, primero debe hacerse pruebas de sangre, orina, hormona tiroidea, diabetes y creatinina”, recomendó la doctora Suárez.
Cabe señalar que la facultativa está recomendando estas pruebas debido a que la miomatosis no es causa de infertilidad, “a menos que los miomas midan cinco centímetros o más”.
Aclarado lo anterior, hay que resaltar que aunque no son causa de infertilidad; los miomas pueden producir problemas en el embarazo, porque tienden a crecer gracias a la influencia hormonal. Entre los posibles efectos de miomatosis y embarazo están la presentación de aborto, placenta previa o parto pretérmino.
Volviendo a las pruebas de fertilidad, la doctora dijo que si las primeras salen normales, la lectora debe recurrir a pruebas especiales de hormonas, entre estas LH (mide la cantidad de hormona luteinizante); SSH, estradiol (mide la cantidad de una hormona llamada estradiol), y progesterona al día 21 del ciclo, para ver si está ovulando.
“En caso de que todos esos análisis salgan bien y no se logre el embarazo, hay que hacer histerosalpingografía.
Durante su realización se introduce un contraste radioopaco a través del cuello del útero, y, posteriormente, se realizan varias radiografía para poder ver cómo este contraste avanza por las trompas y se vacía al peritoneo; y sirve para ver si el conducto uterino y las trompas están permeables”, añadió la especialista.
En última instancia, si todas las pruebas revelan que no hay anormalidad en la lectora que la lleven a la infertilidad, hay que hacer prueba de moco cervical para ver si eso produce la muerte de los espermatozoides.
Con todas estas vías agotadas, lo único que queda es someterse a un tratamiento especial de fertilidad.
Hay una observación que no puedo dejar fuera, y es que la edad de nuestra amiga es un factor negativo para procrear hijos, pues según la ginecóloga tendría un embarazo de alto riesgo y con mayores probabilidades de cromosomopatía, que consiste en trastornos de los cromosomas, siendo el Síndrome de Down el más común. Sin dejar a un lado el riesgo de que sufra diabetes gestacional, hipertensión y preeclampsia.
LP, ser madre es una gran dicha, pero si no se puede de forma convencional, hay que buscar otras vías sin necesidad de ponernos en riesgo. Espero te ayude la información.
Recuerden escribir a lsevilla@elnuevodiario.com.ni. A quienes ya lo hicieron les garantizo respuesta.

TOME NOTA:
La doctora María Esther Suárez atiende en la Clínica Quezada Sacasa, de los semáforos del Hospital Militar ½ cuadra al sur. Telf. 8811-3671.