Salud y Sexualidad

Implante coclear


Hola. Soy una joven de 24 años. De pronto perdí la audición sin tener antecedentes familiares. Esto me afectó mucho porque soy egresada de anestesiología y es muy traumático lidiar con mi sordera en el trabajo.
Hace cinco años viajé por tierra a Costa Rica, iba con una fuerte gripe, al poco tiempo de llegar allá noté que no escuchaba. Perdí la audición. Al regresarme consulté a una doctora y me diagnosticó hipoacusia bilateral profunda con una captación en el oído derecho del 60% y con 40% en el izquierdo, para entonces estaba a mitad de mi carrera y esto me afectó mucho, por cuestión de dinero no pude seguir tratándome y empecé a visitar Los Pipitos, fue ahí donde me dieron mis primeros audífonos, pero éstos me avergonzaban mucho.
No me adapté fácil a usarlos por motivos de burla. Aprendí a leer los labios, yo escucho pero me sucede algo muy curioso y es que escucho pero no entiendo lo que me dicen, es por ello que me dejo llevar viendo los labios. Hace dos años me hice otro examen de audiometría con la conclusión textual: “deficiencia auditiva severa bilateral, pérdida auditiva sensorineural, buen funcionamiento del oído medio, OD, OI, con ausencia de reflejo estapedial de ambos oídos”. Esta vez usé otros audífonos más pequeños pero notaba que era peor que no usarlos, o sea que escuchaba mejor sin ellos. Tras sus reportajes me ha entrado curiosidad de saber si puedo operarme y volver a recuperar la audición, como le repito trabajo en un campo de la salud muy delicado y no me siento bien conmigo misma, por favor le pido tome en cuenta mi caso yo estaré al pendiente de su publicación. ¿El transplante será para mí una esperanza de volver a sentirme normal y poderme desempeñar sin miedo?
Ojalá que las autoridades de salud se den cuenta que no sólo los brotes epidemiológicos preocupan a la población, ya que el tema del implante coclear ha motivado que me envíen muchos correos como el anterior, lo que indica que hay ciudadanos con esa afectación que carecen de información al respecto.

Para quienes no han leído las columnas anteriores, el implante es un aparato diseñado para ayudar a pacientes con sordera neurosensorial severa a profunda, que obtienen muy poco o ningún beneficio de los audífonos convencionales. Este “chip” se implanta mediante cirugía y es un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo, esto según la página del Grupo Médico Otológico.
Respecto al caso de esta joven, consulté a la doctora Anneli Ahlers, especialista en audiología clínica.
Según la doctora Ahlers, los datos que la muchacha refiere indican que sí es candidata a realizarse un implante coclear.
Recordemos que además de niños pequeños, sordos, (debajo de los 7 años) o con problemas auditivos severos y profundos a los que los audífonos no pueden ayudar, la doctora había manifestado que “otros candidatos idóneos son las personas que quedan sordas después de haber aprendido el lenguaje, (postlingual) ya que con el implante vuelven a escuchar y lo logran con mucho éxito”, que puede ser el caso de N.
En cuanto a si se hace o no en el país, la especialista comentó que hay un doctor norteamericano que viene con una brigada que pone implantes aquí en Nicaragua.
“El problema es que no se ha podido conseguir los implantes donados, lo que él dona es la operación. Así que para poder realizarse la cirugía, las personas que se han implantado han conseguido el dinero para comprar la prótesis”, afirmó.
En este punto el factor económico adquiere peso, porque la prótesis cuesta entre US$13.000 y US$26.000”.
Por otro lado, la doctora Ahlers dijo que le llama la atención que a la joven le dé pena que los audífonos se noten, porque según nos explicó, tendría un problema similar aún haciéndose el implante, ya que “tiene una parte externa que es como un audífono atrás del oído”.
Además dijo que es importante que las personas con problemas auditivos sepan que hay diversos tipos de audífonos y que hay algunos que no son buenos y son muy ruidosos.
“En este caso a lo mejor la muchacha no ha usado buenos audífonos y por eso ha tenido que aprender a leer los labios, pero si usó unos de calidad y que no le pudieron ayudar, el implante es una buena opción”, explicó.
Según la doctora Ahlers, quienes deseen implantarse deben estar concientes de que tras el procedimiento tienen que aprender a escuchar de nuevo, “pero es increíble como escuchas, se puede decir casi normal”.
A simple vista, la joven es candidata al implante, sin embargo, debe someterse a varios exámenes, como audiometrías completas y tomografía, entre otros.
La doctora Ahlers está dispuesta a valorar a la joven y pide remita los datos de las audimetrías anteriores, así que espero su respuesta para ponerla en contacto con la especialista.

Recuerden que pueden enviar dudas o sugerencias de temas a lsevilla@elnuevodiario.com.ni

TOME NOTA: La doctora Anneli Ahler, audióloga clínica, atiende en Villa Fontana Sur, del club Terraza 4 cuadras abajo 25 varas al sur (2da casa mano izquierda) Telf. 2278-7438 o 2278-7558