Salud y Sexualidad

Aromas que alivian


Uno de los mayores símbolos de la belleza en la naturaleza son las flores. Los seres humanos además de disfrutar su existencia, aroma, colorido, forma, textura y extensa diversidad las hemos convertido en recurso para demostrar amor, como símbolo de solidaridad en un duelo y hacemos perdurar su aroma a través de la perfumería, los grabados y hasta en los aceites. En el mundo son gran fuente de divisa además de ser promotoras de la polinización, a las abejas les sirve por medio del polen para fabricar miel, jalea real, cera y propóleos. Algunas flores son, también, productos alimenticios.

Belleza y salud en las flores
Las flores alivian gran cantidad de enfermedades no sólo del cuerpo sino del alma. Éstas pueden ser la manzanilla, la pasiflora y el tilo, entre las más conocidas que se preparan en aromáticas infusiones, también se aprovechan sus aceites o esencias. Estas esencias se ocupan en perfumería. Un delicado o sugestivo aroma de un perfume, una esencia o un incienso nos hace cambiar de inmediato la actitud, y esta puede ser de aceptación o de rechazo, de salud mental o de malos recuerdos. Pero la energía contenida en sus moléculas también inciden en nuestra psiquis y nos hace superar traumas o acentuarlos, es por eso que debemos conocer qué flores, esencias, perfumes e infusiones debemos usar para nuestro beneficio.
Nuestros ancestros nicaragüenses usaron y en algunas comunidades aún es costumbre usar flores de azahar o flores de naranjo agrio contra los nervios; algunas flores para dormir como la pasiflora que se coloca bajo la almohada; la caléndula para la piel en emplastos; la verbena para el insomnio, la rosa de mosqueta para cicatrizar; la reseda para el pecho o la flor de sacuanjoche que se ocupa su leche.

Las esencias florales de Bach
El gran investigador a nivel mundial y reconocido por la medicina natural, alternativa y la OMS, es el doctor Edward Bach, quien después de investigar en institutos de gran renombre en Europa y descubrir un sistema de vacunas llamadas nósodes de Bach, se dedicó al estudio de las flores, sus propiedades fitoterapéuticas, pero sobre todo, cuánto ayudaban a resolver problemas de salud que se originan en la mente y los sentimientos de las personas.
Podemos enfermar por desórdenes genéticos y por las asechanzas del mundo externo combinados con nuestra capacidad inmunológica o nerviosa. Así, una persona que padece de miedos, desarrolla enfermedades en los riñones, pulmones y quienes están laboralmente expuestos a estrés sufren de problemas o accidentes cerebrales. Además quienes promueven emociones fuertes, los políticos y apasionados se enferman del corazón o el sistema circulatorio. La salud aflora cuando se controlan nuestras emociones y pensamientos, en eso coadyuvan las flores del doctor Bach.

Están a nuestro alcance
El médico inglés, desarrolló este tipo de terapia de una manera amigable para que todos la podamos usar, así como los chinos desarrollaron la acupuntura de una manera popular y ancestral. Cualquier persona con vocación de servicio, promotores de salud, enfermeras, psicólogos, médicos, naturistas, nutricionistas, acupuntores, masajistas, servidores de Reiki pueden aprender a usar para sí, familiares, pacientes u otras personas las flores de Bach, sólo tiene que recibir instrucción y continuamente actualizarse.

TOME NOTA: Francisco Picado Valle, atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, Flores de Bach, regulación de peso, orientación personal y energías. Curso de Flores de Bach, 1,2 y 3 Oct. Inscríbase hoy. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 v. al lago, m.d, T. 2251 4456 y 8861 7881 y en El Raizón, K. 20.2 carr. Masaya, T. 2279 9765, E-Mail: terapiasnat@yahoo.com