Salud y Sexualidad

La bacteria responsable de las úlceras gástricas


Por muchas décadas se sostuvo que las úlceras gástricas eran producto de no comer a las horas debidas, por problemas emocionales o de estrés. Sin embargo al descubrirse la bacteria “helicobacter pilori” se supo que es la causante de esta enfermedad y la gastritis.
Corrigiendo el estilo de higiene al alimentarse y con los tratamientos debidos estas enfermedades tienen perfecta cura.
Si siente llenura al comer, algunos alimentos caen mal, siente hambre después de 1 ó 2 horas de haber comido, si arde y duele entre el esternón y el ombligo; si siente reflujos esofágicos o defeca con machas oscuras, es posible que tenga úlcera gástrica y su causante sea dicha bacteria.

Qué es y cómo se descubre
Según los científicos, la úlcera es una enfermedad antigua que se encuentra en todos los continentes, y grandes segmentos de población están infectados con dicha bacteria, sobre todo en los países empobrecidos.
No siempre se manifiesta pero sí hay signos, se debe tratar pues existen diferentes cepas de esta bacteria que se hacen resistentes a algunos de los antibióticos fuertes que se usan para su tratamiento.
Es una bacteria muy dañina, pues vive en un ambiente súper ácido y tiene flagelos que los usa en forma de tornillo para perforar el epitelio de la capa gástrica, hace colonia y ahí provoca la úlcera con sus consecuentes malestares.
Con un examen de sangre especial o por medio de una endoscopia acompañada de una biopsia, se puede establecer la presencia de la bacteria.
El tratamiento tiene que ser fuerte, con 3 tipos de antibióticos simultáneamente. Este tratamiento le puede librar de un cáncer gástrico esofágico, entre otras complicaciones.
La bacteria se puede transmitir por la saliva, la manipulación de alimentos infectados, comerse las uñas, las heces y la placa bacteriana de los dientes. Es por eso que se recomienda el control médico cada cierto tiempo, y tener como hábito las normas de higiene en los alimentos y profilaxis en la persona para evitar, no sólo la “helicobacter pilori”, sino muchas enfermedades que pululan nuestro entorno.

¿Úlcera y problemas?
Una persona que tiene gastritis no debe tomar café, comidas picantes o muy condimentadas con especias o chile; tampoco las comidas chatarra, bebidas de cola, alcohólicas y fumar.
Debe ingerir comidas suaves, sobre todo frutas y ensaladas que hacen la capa gástrica alcalina. Es conveniente tomar estos alimentos antes de ingerir cualquier tiempo de comida.
La comunidad médica mundial quedó tan impresionada por la sistematización del estudio de esta bacteria que los doctores Robin Warren y Barry Marshall, de Australia, recibieron en el año 2005 el Premio Nobel de Medicina; sin embargo, las investigaciones venían desde finales de 1800, pero ellos son quienes aislaron las primeras bacterias y pudieron demostrar sus nocivos efectos en el cuerpo humano.
Esta bacteria que afecta a la mitad de la población mundial está librando una lucha con los científicos, quienes estudian una probable vacuna que venga a librar al mundo de las úlceras pépticas y del cáncer.
Se ha demostrado que puede invadir otros órganos como intestino, esófago e hígado. Otro dato curioso es que los científicos sospechan que se adquiere en la niñez, por tanto, hay que cuidar la higiene en los niños y adolescentes pues les estaremos librando de dolencias futuras.

Tratamientos
El método más pragmático y rápido para tratar esta enfermedad son los antibióticos que los puede recomendar cualquier médico, una vez establecido el diagnóstico por medio de un examen de laboratorio.
Sin embargo, la medicina natural tiene su fórmula para regular la capa gástrica y eliminar al “helicobacter pilori”. La ventaja es que se asocian los hábitos de higiene y los alimenticios.
En primer lugar, regular la alimentación, precisamente al estómago que es donde va todo lo que comemos y bebemos. Por otro lado, debemos depurar nuestro torrente sanguíneo que es el que alimenta nuestros tejidos y los oxigena.
Un naturista o nutricionista puede indicarle una dieta adecuada para regular el PH equilibrio de acidez y alcalinidad de su estómago.
En cuanto a tratamientos naturales es importantísimo el propóleos y la ingesta de agua con arcilla blanca; las plantas llantén, cola de caballo, salvia, carbón activado, tilo, jengibre, manzanilla, el uso de cebolla roja cruda, ajo, menta, equinásea y tilo.
La acupuntura como la homeopatía son también alternativas médicas para tratar su “helicobacter pilori” sin recurrir a los molestos antibióticos; su resultado depende de la disciplina del paciente, tanto en sus terapias como en su estilo de vida. Las medicinas químicas la mayor parte de las veces son efectivas pero son paliativos si el paciente no colabora.

TOME NOTA: Francisco Picado Valle, atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, moxa, regulación de peso, orientación personal y balance de energías. Pregunte por el Curso de Masajes Profesionales. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 varas al lago M/D, Teléfono: 2251-4456, 8861-7881 y en El Raizón, Km. 20.2 carretera a Masaya, Teléfono: 2279-9765, E-mail: terapiasnat@yahoo.com ATENCIÓN A DOMICILIO