Salud y Sexualidad

Conviértete en vampiresa y enloquécelo


El significado más común que se le da a la palabra ‘vampiresa’, es que se trata de una mujer muy atractiva que se aprovecha de ello para seducir a los hombres y obtener beneficios de ellos. Si te pones a pensarlo fríamente, no está nada mal actuar de esa manera, pues a fin de cuentas, a los hombres les encanta admirar a las mujeres por su belleza física, y si pudieran tener una vampiresa en casa, se volverían locos.
Sigue estos consejos y verás cómo despertarás la lujuria de tu pareja, y al día siguiente, lo tendrás a tus pies.
¡Suéltate el pelo!
El cabello suelto es un básico. Cualquier hombre al que le preguntés, te afirmará sin mucho pensarlo que una melena libre le fascina. Y no es necesario que tengás el cabello muy largo, pero si eres de las mujeres que siempre lo usan recogido, pon énfasis en este sentido. Hazte rizos o bien alacia tu cabello, pero déjalo suelto para que luzcas mucho más sexy. Mueve el cuello y la cabeza, juega con tu cabello, sedúcelo.
Quítate la ropa
En cualquier novela o película, podrás ver que hay coincidencias en cuanto a la poca ropa que usan las mujeres vampiro: corsé, telas vaporosas, colores oscuros -casi siempre rojo o negro. Y bueno, hay lencería que precisamente puede darte ese ‘look’ de mujer fatal. Dale esa variante a tu ropa íntima, elige un atuendo provocativo, que en verdad te haga ver como toda una ‘come hombres’. Él babeará por ti.
¡Atácalo!
A los hombres les encanta sentirse ‘atacados’, así que libera tus instintos y demuestra tu apetito sexual. No esperes a que él te aborde, por el contrario, hazle saber que estás ansiosa por tenerlo entre tus brazos. Párate frente al televisor con el atuendo que hayas elegido, lánzale una mirada sensual y hazlo venir hacia ti. No tardará ni dos segundos en brincar del sofá. ¿Quieres ser más agresiva? Móntate en él, no le des tiempo ni de reaccionar.
¡Muerde!
Al morder, los vampiros poseen a su víctima y la dominan por completo. Mucho hay de romanticismo en esto también, pues para los vampiros, morder y beber de alguien representa impregnarse de su esencia. ¿Qué esperas para morderle el cuello o la espalda? No se trata de lastimarlo, pero recuerda que de vez en cuando, un poco de agresión no está mal, y que incluso esto le da un sabor más candente al sexo.
Solointimidad.com