Salud y Sexualidad

Cómo prevenir una infidelidad


Siempre es fácil dar una justificación del porqué tu pareja te fue infiel. Sin embargo, la realidad es que las razones de una infidelidad nunca son tan sencillas como podrían parecer.
Hay razones más profundas que causan que tu pareja empiece a buscar ‘algo más’ fuera del hogar. Entender las razones de fondo te ayudará a ver con más claridad las áreas en donde tu relación puede estar flaqueando y mejorarla en el proceso.
Aquí te presentamos 9 puntos del por qué podemos llegar a ser infieles y cómo podemos prevenirlo.

1. Aprecia a tu pareja
El simple hecho de estar casada con tu pareja por muuuchos años no significa que con el tiempo no tengas que apreciarlo. Dejar de apreciar y alagar a tu pareja puede causar que busque ese aprecio en otra persona.
Lo mejor que pueden hacer como pareja es entender que su relación no es infinita; esta realización les ayudará a entender que, así como una planta necesita cuidado todos los días para crecer, tu relación necesita de una gratitud activa.
Eso significa que todos los días debes levantarte y preguntar, ‘¿Por qué aprecio a mi pareja y qué puedo hacer para mostrar mi gratitud?’. Un cumplido, un corto email, o una cena inesperada solos son algunas cosas que puedes hacer.

2. Búscalo en la intimidad
Esto puede ser algo que no quieres oír, pero es indispensable para entender una diferencia clave entre cómo manejamos las relaciones de pareja las mujeres versus los hombres.
Toda relación necesita intimidad emocional para que funcione. Para las mujeres esta intimidad emocional se manifiesta hablando con tu pareja, comunicándose sus sentimientos, pero para los hombres esa intimidad emocional va de la mano con la intimidad física.
En otras palabras, si no existe una intimidad física, tu pareja no sentirá la conexión emocional de cuanto lo amas. ¿Qué hacer para evitar este problema? Toma la iniciativa y búscalo en la cama.

3. Verdaderamente escucha a tu pareja
Las mujeres tenemos facilidad de expresar nuestros sentimientos de manera superior a la de los hombres. ¿La razón? Los hombres se sienten mucho más vulnerables al momento de expresar sus sentimientos por miedo a que su ‘masculinidad’ se vea comprometida.
Por eso es muy importante darle la oportunidad de que se exprese sin que lo juzgues. Verdaderamente escúchalo (¡y controla la tentación de querer opinar!).

4. Crezcan juntos
Crecer juntos no significa que vean pasar los años, si no que aprendan a madurar en compañía.
Esto requiere que tengan la facilidad de conversar sin tapujos y ambos, embarcarse en nuevos retos. Es más, una manera de madurar con tu pareja es estableciendo y cumpliendo metas juntos.
Hablen sobre sus aspiraciones (algo que muchas parejas dejan de hacer con el tiempo), y al hacerlo verás que experimentarán nuevas sensaciones (sin necesidad de ir a buscarlas con otra persona).

5. Sean ciento por ciento honestos sobre todos los temas
Como les dijimos, un factor importante de poder crecer juntos es ser ciento por ciento honestos sobre cualquier tema. No debes tener tapujos o temas tabúes con tu pareja. De hecho, muchos casos de infidelidad comenzaron porque el hombre encontró en otra mujer alguien con quien puede hablar sobre los temas ‘controversiales’ de su relación libremente.
¿No sería mejor que hablara sobre esos problemas contigo? Ningún tema debería ser prohibido en su relación, sexo, inconformidades, lo que le falta a la vida en pareja se debería conversar.

6. Que no se quede todo en palabras…
A las mujeres nos encanta hablar pero a veces, reconectarte con tu pareja requiere más que palabras. Un recordatorio poderoso de la unidad que comparten es cuando no se limitan a conversaciones y en cambio, hacen cosas juntos. En especial, cuando es algo que les agrada a los dos y que les recuerde por qué se aman tanto.
Si a ambos les gusta la cocina, tomen una clase culinaria en conjunto, o si prefieren estar en contacto con la naturaleza, explórenla. Empezar una actividad de cero hará que se busquen para apoyarse y aconsejarse mutuamente.

7. Una masculinidad diferente
Tal como existen convenciones anticuadas de lo que debe o no debe hacer una mujer, los hombres también tienen que batallar con ideas que los hace más o menos hombres.
Si nosotras nos empezamos a burlar o criticamos los gustos menos ‘masculinos’ de nuestras parejas, ellos pueden empezar a buscar apoyo en otra mujer. ¿A tu pareja le gusta la poesía o la jardinería? ¡Celébrale esos gustos mujer y compártelos con él!

8. No te asustes de su lado oscuro
Las partes oscuras o problemáticas de nuestra relación son las que, por lo general, muchas parejas prefieren ignorar para no causar problemas con la pareja. Sin embargo, estas dificultades son las que en muchos casos hacen que tu pareja busque algún tipo de corrección fuera de la relación.
Pregúntate en que áreas son las que tu pareja y tú tienen más desacuerdos, y después identifica esas cualidades que causan más polarización y resentimiento. Al identificarlos, empieza a trabajar en ellos poniendo tu granito de arena en encontrar soluciones o puntos intermedios.

9. Un poco de distancia, es justo y necesario
¿Alguna vez has dejado que tu pareja realmente te extrañe? En algunos casos, lo único que necesita el otro para valorarte de verdad es extrañarte un poco. Así que tranquila, toma una clase o sal con tus amigas de vez en cuando. Un poco de competencia (así sea en el tiempo que puede pasar contigo) hará que ‘se ponga las pilas’.

Solointimidad.com