Salud y Sexualidad

¿Él prefiere estar con sus amigos?


Las amistades son importantes en la vida de una persona y también lo son cuando se está en pareja. El inconveniente surge cuando los amigos son la excusa para no querer pasar tiempo con la persona amada.
“Todos necesitamos espacio, hombres y mujeres necesitan evadirse uno del otro y disfrutar junto a otras personas. Es un hecho natural y saludable para el buen funcionamiento de la pareja”, sostiene la psicóloga argentina, Mónica Arguello.
Lo preocupante es cuando ese tiempo entre amigos se interpone en el tiempo que una pareja necesita para funcionar correctamente. “No está nada mal que cada uno salga con sus amigos una vez a la semana o comparta un tiempo prudencial que no afecte al otro”.
Cuando ese tiempo es todos los días, la pareja se sentirá rechazada y comenzarán las dudas y los reclamos. Llegado ese momento hay que ver por qué se prefiere pasar tanto tiempo con amigos aunque eso implique descuidar a la persona que se tiene al lado. Esta situación se puede dar porque ya la pareja no interesa, se ha caído en la rutina, el aburrimiento es lo único que existe entre ambos y sobre todo, la falta de comunicación creará una distancia tal que ya no se querrá compartir un espacio juntos, enfatiza la profesional.

No compitas con las amistades de tu pareja
* La comunicación es fundamental para poder descubrir por qué está pasando esto. El diálogo es importante para poder saber si esta actitud esconde desamor por la pareja o si es posible recuperar la relación.
* Limitar día/s y un horario para reunirse con los amigos.
* La vida social en pareja también es muy importante. Las salidas con amigos comunes ayudan a fortalecer la relación de pareja y a redescubrir la diversión que existe en ellos y que muchas veces se ve opacada a causa de la rutina
* Una de las pautas a tener en cuenta para fortalecer el vínculo amoroso es que ambos miembros son amigos, confidentes y comparten actividades juntos.
* Es recomendable poder hacer actividades compartidas que satisfagan a ambos: salidas, deportes, actividades de entretenimiento que se puedan disfrutar y fortalezcan el vínculo de complicidad que debe existir.
* Reclamar constantemente a la pareja solamente ayudará que haya más distancia y cada vez se acuda a los amigos por una cuestión de soledad e incomodidad. Proponer es mejor que criticar. Divertirse juntos, hacer cosas distintas es una manera de renovar la situación y que predispone a ambos a querer pasar más tiempo juntos.