Salud y Sexualidad

Para desintoxicar y revitalizar


Los elementos de la naturaleza: sol, tierra, aire y agua, son por excelencia los recursos básicos para obtener salud, son óptimas fuentes de energía, sin embargo, su uso inadecuado provoca enfermedades y hasta la muerte.
Todos los padecimientos, independientemente de dónde aparezcan, tienen un elemento común que se llama intoxicación, es decir, la presencia de sustancias artificiales, químicas o alimenticias que trastornan su metabolismo, produciendo deficiencias celulares que irritan o recalientan los órganos, limitando su capacidad de circulación y acción que provoca reacciones adversas, unas tratables y otras irreversibles. En otras palabras, las energías que el cuerpo tiene se descontrolan y empiezan a funcionar erráticamente, invadiendo su metabolismo, lo cual afecta su estado de ánimo, el ámbito social y económico. Entre tantas terapias naturales hay tres a base de calor, las cuales traen beneficios para limpiar el cuerpo de toxinas y enfermedades, se pueden practicar de una manera agradable a bajo costo.
Masaje con piedras calientes y frías. Es un masaje relajante o terapéutico que tiene como objetivo profundizar por medio de piedras calientes y frías los beneficios del mismo frote, apoyándose en los centros de energía o chacras. Si el terapeuta es acupuntor utilizará algunos puntos importantes de los meridianos chinos. Esta terapia relaja profundamente, desaparece o mitiga dolores temporales o crónicos; mejora la circulación sanguínea y linfática; ayuda a quienes padecen de insomnio al mismo tiempo que desintoxica y tonifica a la persona.
Esta terapia se practica desde antiguo en China, India, Japón y Roma. A esta fecha, como se trata de una terapia, hasta cierto punto de carácter intuitivo, pueden darse diferentes modalidades sin cambiar el objetivo básico. Tiene los efectos de un masaje profundo, permite despertar en el paciente una sensación de autoestima y amor a la vida, dado que al combinar calor con frío, profundamente, remueve energías estancadas y las hace aflorar.
LA MOXIBUSTIÓN. Esta terapia es de origen oriental y se usó primeramente en China, Japón y todo el extremo oriente. Hoy se usa prácticamente en todo el mundo. Consiste en aplicar calor a base de la planta altamiz o artemisa, pulverizada, en diferentes puntos del cuerpo que generalmente corresponden a los puntos chinos de los meridianos del cuerpo humano. Produce efecto sedante, agradable, conduce al sueño y activa la circulación sanguínea, además de ser estimulante. Se asocia con los masajes y con la acupuntura es excelente a cualquier edad, tiene gran beneficio para ancianos y niños. Trata todo tipo de enfermedades, aún la artritis, artrosis y enfermedades terminales. Existen diferentes medios de aplicarlas, el más común el tubo o puro de moxa, el cual se va empleando en los puntos seleccionados. Es una terapia personalizada que tarda de 15 a 20 minutos o más si se desea. La moxa produce un humo y un olor a hierba quemada, pero hay también carbonizado, el cual no produce humo, se realiza con tecnología francesa, pero es más caro adquirirlo.
EL SAUNA. El sauna o temazcal, como lo llamaban nuestros pueblos originarios de América es una terapia que por medio del calor o vapor de agua, que puede llevar plantas medicinales, hace sudar en cantidad exuberante, liberando de las toxinas que enferman, deja la piel tersa, profundamente limpia y rejuvenecida, es una sensación de descanso muy agradable. Los naturistas antiguos señalan que después de un exceso en licor o comidas copiosas, al día siguiente se debe practicar un ayuno con frutas y un sauna, así se limpia el torrente sanguíneo y el cuerpo. Es un calor agradable porque se produce sin actividad de nuestra parte y es un momento para la relajación y la meditación. De hecho, tanto los mesoamericanos como los habitantes de los países nórdicos lo practicaban, ya que debe ser una limpieza holística. Es una buena terapia para embellecer y bajar de peso, si lo necesita, pues por cada sesión baja aproximadamente una libra.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, nutrición y regulación de peso; orientación personal y balance de energías. Infórmese sobre el curso: “Energías y Salud”, inicia el 2 de mayo. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 v. al lago, mano derecha, T. 2244 2888, 8861 7881 y en El Raizón, K. 20.2 carretera Masaya, T. 2279 9765, E-Mail: terapiasnat@yahoo.com