Salud y Sexualidad

El espolón


Muy buenos días. He leído mucho los espacios de la Miscelánea Médica y me gustaría que hablaran respecto de los crujidos que muchas personas hacemos al tronar los huesos de los dedos de nuestras manos, he escuchado que también hay personas que se truenan los dedos de los pies. En concreto me gustaría saber si los dedos en un futuro se doblarán y si la persona padecerá de dolores en ellos.

Saludos y le deseo éxito en sus labores

R.S.
Departamento de Rivas.

Para responder a nuestro lector, consultamos con el doctor Noel López Vaca, ortopeda y traumatólogo, quien compartió que “el ‘tronarse’ los dedos no tiene ninguna implicación negativa para la salud, porque este tronido no es más que el sonido que produce el cartílago de la articulación al acomodarse o alterar su condición de vacío dentro de la cápsula articular”.
Asimismo, enfatizó en que no existe ninguna evidencia científica o algún estudio al respecto que diga que los dedos se deforman o sufren algún daño. “Está claro que esas creencias corresponden más al saber popular y son más un mito que cualquier otra cosa, coincidimos en que puede llegar a ser una manía, pero no en que implique alteraciones a nivel de los huesos”, aseveró.
Una vez aclarada la duda del lector, hablaremos de fascitis plantar, que es la causa más frecuente de dolor en la planta del pie.
Popularmente esta afección se conoce como ‘espolón’ y según el doctor López Vaca, dicho problema se presenta con mayor frecuencia en mujeres que en hombres, con una relación de 2-1.
“El espolón tiene su pico de edad entre los 40 y 60 años, aunque se puede presentar en personas más jóvenes que practican algunos deportes que impliquen correr, saltar o trotar y principalmente en individuos con sobrepeso”, aclaró el doctor López Vaca.
Las personas afectadas por espolón, típicamente refieren un dolor en el talón del pie, con frecuencia bilateral, y en la mayoría de pacientes predomina el dolor en el pie derecho. La molestia puede ser muy intensa, es frecuente que duela mucho cuando el paciente se levanta o apoya el pie después de estar sentado o acostado, y al despertar por las mañanas, o también después de permanecer mucho tiempo de pie.
Según el doctor, algunas personas con espolón experimentan alivio al aumentar la inclinación del calzado, por ejemplo al usar medio tacón o zapatos con almohadillas en el interior.
El doctor explicó que científicamente, “la fascitis plantar se produce por una inflamación de la fascia plantar, del pie. Ésta es una estructura fibrosa de tejido conectivo que se inserta en la tuberosidad anterior del hueso calcaneo (talón) y se irradia hacia cada metatarsiano (huesos del pie). Es importante para mantener el arco del pie, su inflamación (entesitis) se produce por tensión acumulada entre la unión de la fascia y el hueso”.
El método diagnóstico de la fascia plantar es la radiografía.”En las radiografías laterales del pie se ve un hueso con forma afilada en la tuberosidad del calcaneo, el llamado espolón, éste no es la causa del dolor, a pesar de la creencia popular, es más bien un efecto de la fascitis”, argumentó.
El especialista manifestó que en la mayoría de casos el tratamiento del espolón suele ser conservador (sin cirugía), indicándole al paciente ejercicios de estiramiento de la fascia plantar, bajar de peso, reposo del pie y en ocasiones yeso, además de medicamentos, fisioterapia, uso de plantillas e inyecciones intralesionales, entre otros. Sin embargo, a algunos pacientes se les practica la cirugía.
El doctor López Vaca aclaró que existen otras enfermedades similares, por lo que deben ser consideradas y descartadas en las personas que padecen dolor en la planta del pie y en el talón. “Para evitar una equivocación es necesario una valoración cuidadosa del cuadro clínico, esto permitirá hacer un diagnóstico preciso y prescribir un tratamiento efectivo”, acotó.

Recuerden que este espacio es de ustedes y que pueden enviar dudas o sugerencias de temas a lsevilla@elnuevodiario.com.ni

TOME NOTA
El doctor Noel López Vaca, Ortopedista y Traumatólogo, atiende en el Hospital Salud Integral (lunes, martes, jueves) y en el Hospital Metropolitano Vivian Pellas (miércoles y viernes). Cel. 88519777