Salud y Sexualidad

Cáncer de pene


El pene humano está compuesto por tres columnas de tejido eréctil: dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso. El glande es la parte más ancha y la zona más sensible. Tiene forma de cono y está recubierto por un pliegue de piel suelta llamado prepucio que puede retirarse hacia atrás para dejar expuesto el glande o puede incluso eliminarse a través de una sencilla intervención quirúrgica (circuncisión). El área inferior donde se sujeta el prepucio se llama frenillo.
La uretra es una vía común para el paso de la orina y el semen. Ésta atraviesa el cuerpo esponjoso y termina en un orificio conocido como meato urinario que se encuentra en el extremo del glande.
Las estadísticas y grandes variaciones en las tasas de cáncer de pene a nivel mundial, sugieren que es prevenible siempre y cuando se eviten los factores de riesgo conocidos.
Las estimaciones más recientes de la Sociedad Americana del Cáncer en Estados Unidos, sugiere que para el 2010 se diagnosticarán sobre mil 250 nuevos casos de cáncer de pene y alrededor de 310 hombres morirán por esta causa.
Este cáncer es muy raro en América del Norte y Europa. Representa menos del 1% de los cánceres en hombres en los Estados Unidos. Sin embargo, es mucho más común en algunas partes de Asia, África y América del Sur, donde representa hasta un 10% de los cánceres en los hombres.

Factores de riesgo
* Tener más de 60 años.
* Padecer de fimosis (un trastorno donde el prepucio no puede hacerse hacia atrás sobre el glande).
* No practicar una buena higiene personal.
* Tener muchos compañeros sexuales.
* Consumir productos elaborados con tabaco.
* Infección con Virus de Papiloma Humano (VPH) 6, 11, 16, 18.

Tabaquismo
La circuncisión disminuye el riesgo, ya que no se acumulan secreciones en el prepucio, las cuales favorecen el desarrollo del cáncer.
Entre los signos y síntomas destacan el enrojecimiento de un área del pene, irritación o una herida que no se cura, así como una masa a veces verrugosa. La mayoría de estos cánceres se encuentra en el prepucio, para los hombres que no han sido circuncidados o en el glande. Casi todos comienzan dentro de las células de la piel del pene y tienden a crecer lentamente.
Si se encuentran en una fase temprana se puede curar, aunque la vergüenza que causa impide que muchas veces el hombre asista a consulta y trate a tiempo estas lesiones para evitar tratamientos mutilantes.
En otras ocasiones médicos no especialistas tampoco hacen el diagnóstico correcto. Al respecto de esto, recuerdo una vez que un médico en su internado confundió una de estas lesiones con una enfermedad venérea y encima terminó regañando severamente al paciente.

Tipos de cáncer:

Carcinoma de células escamosas
Alrededor del 95% se desarrollan a partir células de la piel planas llamadas “células escamosas”, las cuales pueden desarrollarse en cualquier parte del pene.
Carcinoma verrugoso
Este cáncer se parece mucho a las verrugas genitales benignas. Esta es una forma poco común de cáncer de células escamosas que puede ocurrir en la piel en muchas áreas. También se conoce como “tumor de Buschke –Lowenstein”.
Carcinoma in situ (CIS)
Esta es la etapa más temprana del cáncer de células escamosas porque aún no atraviesa las capas basales. Algunos médicos lo describen como “eritroplasia de Queyrat”. Cuando se encuentra en el eje del pene (u otras partes de los genitales) se llama enfermedad de “Bowen”.

Melanoma
Es un tipo de cáncer de piel que comienza en los melanocitos, que son las células que producen el pigmento marrón que proporciona el color a la piel y ayuda a protegerla del sol. Menos del 2% de los cánceres de pene son melanomas.
Cáncer de células basales
Representan menos del 2% de los cánceres de pene. Este tipo de cáncer es de crecimiento lento y rara vez se propaga a otras partes del cuerpo.
Adenocarcinoma, (enfermedad de Paget del pene).
Este tipo muy raro de cáncer puede desarrollarse a partir de las glándulas sudoríparas de la piel del miembro. Puede ser muy difícil de diferenciar del carcinoma in situ del pene. Al principio, las células cancerosas se diseminan en la piel y posteriormente invaden los tejidos debajo de ésta y se diseminan a los ganglios linfáticos.

Sarcoma
Un pequeño número de cánceres de pene se desarrollan a partir de los vasos sanguíneos, músculo liso o de otras células del tejido conectivo del pene y se llaman sarcomas.

Exámenes de diagnóstico
Se utiliza el examen físico y análisis de los antecedentes del paciente. A través de éste se evalúan los signos generales de salud incluso del pene, para verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal.
Se toman los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos previos del paciente. También se realiza una biopsia para lo cual se extraen células o tejidos para que un patólogo las observe y verifique la presencia de signos de cáncer en las células.
Para comentarios o sugerencias puede escribir a mperez@elnuevodiario.com.ni
Después del diagnóstico se hacen pruebas para determinar si las células cancerosas se han diseminado dentro del pene o hacia otras partes del cuerpo.
Dentro de las pruebas que se pueden utilizar se encuentran: tomografía axial computarizada, resonancia magnética y ultrasonidos.
Hay diferentes tipos de tratamiento y cirugías según el estadio del cáncer, como la de Mosh, láser, criocirugía, escisión amplia y amputación del pene.
Durante la cirugía se pueden extirpar los ganglios linfáticos de la ingle. Para eliminar toda célula cancerosa, la quimioterapia o radioterapia siempre es viable. El tratamiento después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer se propague se llama terapia adyuvante.