Salud y Sexualidad

Es mejor prevenir que curar


A los 19 me extrajeron el ovario derecho y parte de la Trompa de Falopio por presentar tumores. En la cirugía me detectaron otro tumor pequeño en el ovario izquierdo, pero en ese momento no lo extrajeron por ser muy joven y no haber tenido hijos. A los 21 años lo retiraron y desde entonces tomo Cliane y ahora Equin 0.6. Hoy tengo 40 años y he sentido unos abultamientos en mis pechos, pero el médico dice que es normal por el crecimiento de las glándulas mamarias. Estas pelotitas han aumentado de tamaño y tengo dolores debajo de las axilas que a veces son intolerables. También he sentido molestias en la espalda y pechos, que hasta me dificultan respirar. Me duele mucho cuando levanto las manos o las flexiono hacia atrás. A mi madre le quitaron un pecho por cáncer de mama y a una tía los dos, pero estos eran cáncer de tipo benigno. Tengo mucho miedo y quisiera que me oriente sobre qué hacer. Agradezco su ayuda.

Migdalia Chávez
Gracias por su consulta. Lamento no tener reportes de las patologías en el caso de la extracción del primer quiste de ovario y sobre el tumor del ovario izquierdo. Esta información es muy importante para los oncólogos, a fin de descartar o confirmar un diagnóstico y en base a eso poder aconsejar a un paciente que presenta nuevas sintomatologías. En su caso especialmente, me hubiera sido de utilidad saber el tipo de tumor que presentaba para determinar si era o no cáncer y poder decirle cuál sería el procedimiento a seguir, aunque abordaré algunos puntos que quizá sean de su ayuda.
Los medicamentos que menciona son hormonas de reemplazo por la menopausia quirúrgica o extracción de los ovarios. En lo personal y como oncólogo, el uso de hormonas como estrógenos conjugados y/o anticonceptivos no es de mi agrado, ya que hay estudios con demostración científica que evidencian el aumento de la frecuencia de tumores malignos en especial el cáncer de mama, cuando se ingieren de forma prolongada.
Según el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (CIRC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las Terapias de Reemplazo Hormonal (TRH) a base de estrógenos y progestina, aplicadas para combatir los efectos de la menopausia, son cancerígenas. Según la OMS estos tratamientos aumentan el riesgo de cáncer de mama y de endometrio.
Ante esto, tales medicamentos sólo deben suministrase cuando es estrictamente necesario y bajo rigurosa vigilancia oncológica, a fin de detectar a tiempo esta posibilidad. Una recomendación básica es preguntar al especialista de los pro y contra de este tratamiento en caso de ser medicada con ellos, sin olvidar mencionar antecedentes familiares relacionados o de importancia.
El consumo de hormonas también causa otra enfermedad en la mama llamada displasia mamaria o mastopatía fibroquística, la cual es benigna. Este padecimiento se ha visto en aumento en mujeres menopáusicas que inician terapia hormonal de reemplazo, así como en mujeres a partir de los 30 años. Esta enfermedad consiste en un aumento del tejido mamario y puede presentarse en ambas mamas. Su presencia se acompaña con aparición de pequeños bultos o quistes. Algunas veces se presenta dolor, algunos pinchazos y tienen movilidad. La presencia de síntomas tiende a variar porque responde a cambios hormonales, razón por la que se detectan con mayor facilidad días antes de la menstruación.
Mi aconsejo es que se examine minuciosamente para descartar cualquier alteración similar a la antes descrita o bien de otra patología. Para esto le recomiendo realizarse una mamografía y ultrasonido mamario bilaterales. Si es necesario también puede pedir una biopsia por aspiración con aguja fina. Ante los antecedentes de alteraciones en las mamas en su familia cercana, conviene también realizarse estudios genéticos para ver su nivel de predisposición.
Respecto al caso de su mamá y su tía, debo aclarar primero que no hay cáncer benigno. Como explicamos en la columna inicial son los tumores o neoplasias los que pueden ser benignos o malignos. Los de tipo maligno son los llamados cánceres. Si usted refiere que la extracción se dio por un tumor benigno, el tratamiento realizado fue muy agresivo. Si el diagnóstico fue cáncer el chequeo continuo es una obligación.
Aprovecho la oportunidad para señalar que la confianza en el médico de cabecera es primordial, por lo que si usted o cualquier lector consideran que su doctor no satisface sus respuestas debe consultar otro especialista, ya que una detección temprana marca la diferencia.

Para dudas o comentarios puede escribir a mperez@elnuevodiario.com.ni

TODO SOBRE CANCER
Dr. Salvador Vílchez Madriz
Cirujano Oncólogo
Hospital Central Managua
Post-Grado Instituto Nacional
de Cancerología México, D.F.
Fellowship National Cancer Institute Washington, USA. (Summer School)
Institute Gustav Roussy Paris, Francia.