Salud y Sexualidad

De qué hablar con tu pareja


Lo que se dice y se calla forma parte de la comunicación. Y si bien ésta cuando es fluida y abierta es uno de los pilares de la relación de pareja, es interesante preguntarse: ¿tenemos que decir TODO?
Hay espacios propios, de la intimidad personal, que pueden ser preservados. Sin ocultar, simplemente reservando lo muy privado.
El límite está en decir para qué. Saber si lo que va a compartirse tiene un objetivo de crecimiento, de nutrición, evolutivo o será destructivo.
Reflexionar: “Cómo esto que voy a decir puede contribuir a mejorar el vínculo o si por el contrario será nocivo”.
Para vivir en pareja se requieren varias habilidades:

1. Comunicación efectiva
2. Solución de conflictos
3. Negociación ante los conflictos

Aquí es fundamental el concepto de habilidades, ya que son factores que pueden ser aprendidos o perfeccionados, porque no son necesariamente características que tengan todas las personas.
Entre los aspectos que suelen reservarse en un vínculo de pareja, podemos nombrar algunos:
* Relaciones con otras personas
* Temas que tienen que ver con el manejo del dinero
* Sexualidad
* Fantasías
* La familia de origen del otro
* Las amistades del otro
* El pasado individual
* Actividades individuales que tienen que ver con valores personales no compartidos.

El hecho de que estos temas no se hablen no significa que sea adecuado no hacerlo en todos los casos. En algunas situaciones, abrir el espacio de comunicación sobre uno o varios de estos aspectos puede ayudar a destrabar algunos de los conflictos que se presentan.

Fuentes de conflicto en la pareja
Las fuentes más comunes de conflictos en las parejas actualmente son:
* Dinero
* Crianza, educación y planificación de los hijos
* Relaciones con las familias de origen de la pareja
* Diferencias de valores
* Diferencia de las expectativas sobre la relación
* Diferencias en el placer sexual
* Tareas del hogar
* Estrés social, laboral y del hogar
* Amistades
* Mala comunicación entre la pareja y los miembros de la familia.

www.senderosdelplacer.com.ar

Mitos, lo primero para hablar con tu pareja
Existen algunos mitos que pueden ser muy perjudiciales para una relación de pareja sana:
* El amor romántico siempre será el pilar principal de la relación.
* El amor durará por siempre en todos los tiempos.
* Mi pareja sabrá lo que yo quiero sin que se lo diga.
* El amor es suficiente para una buena relación sexual.
* Descubrirá lo que a mí me gusta en la relación sexual.
* Al casarme o vivir con una pareja, tendré a una persona con quien no voy a sufrir penas ni frustraciones.
* Mi pareja me aliviará las penas pasadas.
* Mi pareja siempre estará de mi parte y me defenderá a toda costa.
* Siempre me será fiel.
* Soportará mi carácter y malos humores porque es mi pareja.
* Seremos inseparables, siempre estaremos juntos y lo compartiremos todo.
* Me hará la persona más feliz sobre la tierra.
Es importante tener cuidado de que “lo que no se dice derecho, se dice torcido”. Esto tiene que ver con la expresión de necesidades legítimas y los pedidos para satisfacerlas.
Se trata de asumir conscientemente las consecuencias tanto de decir como de callar.
Para ello, es posible aprender herramientas de comunicación. Y como siempre, una de las claves está en conocerse cada vez mejor a sí mismo/a.