Salud y Sexualidad

Duerma bien y viva saludable


Dormir es una de las mayores gratificaciones corporales que tiene el ser humano, y eso se nota al despertar, momento en que se debe sentir una gran sensación de descanso, buen ánimo y energía, de lo contrario algo anda mal.
Para lograr ese descanso debe guardar un equilibrio en cuanto a su estado general de salud, edad, actividad diaria, grado de satisfacciones personales y un ambiente adecuado. A la par de dormir está la experiencia onírica, que refleja de alguna manera el subconsciente de la persona que en algunas ocasiones es curiosamente muy revelador. Se deben valorar las condiciones de la cama, el abrigo, el silencio, la compañía y la penumbra.

Cuántas horas dormir
La dinámica del cuerpo humano necesita un promedio de 7 a 8 horas de sueño diario, ordinariamente por la noche, cuando le han precedido también ocho horas de trabajo, estudio o actividad continua. Algunas personas acostumbran hacer siesta, es decir, descansar unos 20 ó 30 minutos durante el día o al comenzar la tarde, esto favorece el descanso general para reanudar las tareas ordinarias con nuevos bríos.
Pero hay un gran segmento de la población que no duerme del todo bien o recurrentemente padecen de insomnio, constituyendo esto un problema de salud no sólo física sino mental. Según las investigaciones, el mayor causante del insomnio es el “estrés”, es decir, el cansancio mental o emocional. Los problemas personales sin resolver, familiares, económicos, de empleo, amorosos, angustia y ansiedad, se tornan tan envolventes para la mente de las personas que llegan a invadir otras áreas del cerebro y del espíritu, obstruyendo el adecuado fluir de las energías que tiene como consecuencia el insomnio.

Insomnio
Otras de las causas del insomnio son el desorden de vida que está en relación con el consumo de alcohol, cigarro, drogas, somníferos, comidas y bebidas excitantes o tóxicas. Todas estas sustancias alteran no sólo la química del cuerpo sino diferentes funciones como las digestivas, el discernimiento, la conducta y los sentidos. Algunas personas con enfermedades relativamente graves o temporales pueden sufrir de insomnio por el mal funcionamiento general del organismo, lo cual puede ser temporal o permanente.
Cuando no se puede dormir bien hay que revisar qué lo puede estar provocando y, simultáneamente, buscar alguna ayuda natural o alternativa, no necesariamente somníferos o drogas, que sin autorización médica pueden provocar un proceso de adicción negativo difícil de superar.
Se pueden asociar diferentes incidencias que provoquen que una persona no duerma bien por ello se debe revisar cada caso para lograr que a corto plazo el paciente duerma placentera y gratificantemente.

Con medicina natural
Los adolescentes suelen tener insomnio por problemas emocionales, carga de estudio, trabajo o por trastocar su sueño por dedicarse a las amistades o por pasar desordenadamente ante la computadora. Los adultos por los problemas cotidianos sofocantes y en la tercera edad por razones endocrinas, soledad o manías.
Se puede superar este problema haciendo un auto análisis y resolver progresivamente las situaciones o buscar ayuda profesional. Pero si necesita ayuda de terapias naturales puede recurrir al sauna y los masajes relajantes; la acupuntura tiene puntos específicos para conciliar el sueño y disminuir el estrés. En cuanto a plantas hay infusiones preparadas para ese fin, también puede tomar tres cápsulas diarias de las siguientes plantas: Tilo, Valeriana, Melisa, Passiflora, Altamiz, Menta o en combinación con algunas digestivas como la Salvia, Manzanilla, Romero o reguladores del sistema nervioso como Jiñocuago, Encina, Mangle o Muérdago. Se debe tomar tres veces al día porque sus efectos son relajantes y como tales conducen al sueño, no son somníferos.
Cuando los pacientes están acostumbrados a tomar somníferos, los efectos de las plantas resultan débiles y necesitan más dosis, combinación de varias, busque el consejo de su naturista. Las personas que trabajan por la noche o con horarios cambiantes deben revisar qué fortaleza tienen para este tipo de trabajo, de lo contrario deben pensar en otra manera de ganarse la vida, dado que esos desórdenes afectan con el tiempo otros órganos y por tanto crean nuevas enfermedades.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, nutrición y regulación de peso; orientación personal y balance de energías. Infórmese sobre el curso: “Energías y Salud”.Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo Cine Rex 75 v. al lago, mano derecha, T. 2244 2888, 8861 7881 y en El Raizón, K. 20.2 carretera Masaya, T. 2279 9765, E-Mail: terapiasnat@yahoo.com