Salud y Sexualidad

Los machistas las prefieren brutas


Un domingo cualquiera estaba viendo televisión y en uno de los canales promocionaban una nueva serie, “Los hombres las prefieren brutas”. Me causó risa, llamé a una amiga y se la recomendé, pero después nos quedamos como... “Un momento. ¿Qué tan cierto es?”, llegamos a la conclusión que era totalmente cierto, revisando nuestro record.
Si se fijan, la mayoría de las mujeres exitosas y profesionales llegan a los 30 sin casarse. Muchas son solteras y nosotros les preguntamos “pero por qué, sos bonita, sos inteligente, sos guapa, lo tenés todo, por qué estás sin hombre”. Sencillo: ellos las prefieren tontas. Y entonces nos preguntamos: ¿Es un maldición ser o saber más que ellos? ¿Ser un sexo superior condena a una mujer a estar soltera?
Parece que sí. Veamos. A pocos hombres les parece interesante sentarse con una mujer con la que pueda hablar sobre el PIB, sobre las teorías marxistas, sobre los principios jurídicos o si Davinci era o no la Mona lisa. La gran parte prefiere saber cómo la termodinámica se aplica a su vida real: qué tanta temperatura puede alcanzar su cuerpo en la cama, el volumen de las caderas y qué tanta presión hace el sostén en el par de nenas. Física básica.
Cuando un hombre le hace una pregunta a una mujer y su respuesta es inteligente, él se alarma. Primero le causa curiosidad, pero después temor. Sabe que para llevarla a la cama no es suficiente una frase cliché o una cerveza de cortesía en el bar. Como es de costumbre, él se irá con la presa más fácil, aunque por dentro se lamentará no haber domado a la hembra. Dicen que es de la naturaleza masculina tener atracción por aquellas cosas que no puede tener con facilidad, aunque en la vida real pareciera todo lo contrario pues para muchos, la mayoría diría yo, consideran que de la… para arriba todo es carne.
Un hombre sabe que una mujer “boba” hará buena digestión tras aquel “el tráfico está pésimo”, “voy con unos amigos”, “se me descargó el cel”, “era una amiga”, “sos la única”. Saben que ante una mujer con poder no se titubea. En un chasquido sus maletas están en la calle y con la cola entre las piernas llorando ante mamita. O ella recoje su ampliado closet y alquila un apartamento y no lo estará llamando para pedirle “favores”.
No es nuevo decir que el machismo y el patriarcado han formado a la mayoría de los hombres con el pensamiento de casarse para que le laven, le planchen y cuiden a los hijos. Aunque hay mujeres que se sienten realizadas con ser amas de casa sumisa y se conforman con el 70 por ciento del salario que él le da quincenalmente para que ella haga maravillas en casa. ¿Por qué mejor no se quedan solteros y contratan a una nana del campo con dormida adentro y se evitan tanto estrés? Ha habido muchos matrimonios disueltos cuando ella gana más que él.
Los psicólogos explican que es parte de la inseguridad masculina y ¿quién termina pagando? Claro, ellos quieren tener la cena caliente a las seis y la camisa planchada. Además que alguien aguante sus berrinches cuando el arroz quedó masoso. Pero ojo, aquellas mujeres que se hacen las tontas no se quedan atrás, aunque en el fondo sean listas y hagan un papel ridículo para captar a un hombre, al final sí terminan siendo tremendas bobas por prestarse a ese juego. Sean tal cual son. Hay que tomar en cuenta, que no todos los hombres están dentro de este saco de papas. He sabido de algunos buenos maridos que incentivan a sus esposas a tomar cursos de actualización profesional. Deberían ser clonados.
Al final mi amiga y yo coincidimos que el tener la preparación académica y conocimiento adecuado, conocer el éxito y contar con un empleo con grandes proyecciones nos hacen más exigentes en cuanto a hombres y aquellos que sólo quieren a mujeres que creen que su valor está en el tamaño de las nalgas o en las nenas de adelante simplemente se descartan. Aquellas que luchan por sobresalir y competir fuerte, abren su mente y saben qué hombre vale la pena tener sentado a la par. A aquél que sí se le acepta una cervecita.

Comparte tus comentarios en esta columna semanal a:
www.twitter.com/REHAV
hotelabierto@univision.com