Salud y Sexualidad

Saliendo con una madre soltera


¿La mujer de tus sueños tiene hijos? No todo está perdido, aquí te daremos los tips para que tengas una excelente relación de pareja con aquella mujer que es madre.
En un abrir y cerrar de ojos la tienes frente a ti; allí está la mujer de tus sueños, parada en medio de la acera, como aguardando por ti. Para tu sorpresa, y justo cuando estás por hacer tu jugada infalible y decirle que tienes intereses de conocerla con mayor profundidad, un niño de unos ocho años viene corriendo y la estrecha en un abrazo mientras vocifera un inconfundible “¡Mamita querida, cómo te extrañé!” que lacera tus oídos —y tus ilusiones—, bienvenido a la realidad: la mujer de tus sueños es una madre soltera.
Y si bien salir con una mamá soltera es por sí mismo algo intimidante, o algo casi imposible para muchos, lo cierto es que una vez que aprendas a abrirte paso a través de las frustraciones emocionales propias de no ser lo primero en su lista de prioridades, y que puedas lidiar con chicos resistentes a los cambios, podrías adquirir el derecho de disfrutar de una rara gema. Recuerda: tus acciones durante el período de adaptación determinarán cuán lejos llegará la relación.
Existen algunas particularidades comunes, aunque únicas, que acompañan a las citas con madres solteras y que tú siempre deberás tener en mente. En este sentido, es importante entender que el hecho de volver al escenario de las citas, puede despertar algunas emociones pasadas en ella y ciertas inseguridades en ti, por lo que ambos deberán ser cuidadosos. Sería tonto de nuestra parte decir que salir con una madre soltera es como quitarle un dulce a un niño, ya que por lo general se trata de un proceso largo y dificultoso, pero en el caso de que estés verdaderamente interesado en tener una relación con alguien que tiene hijos, aquí tienes algunas cosas que debes saber —y aplicar— en todo momento, ahora no tienes excusas.

La importancia de la planificación
Recuerda que la planificación por adelantado será una parte fundamental de tu nueva relación. Cuando alguna vez podías hacer reservas en el mismo día para el restaurante más clásico de la ciudad, ahora deberás ser creativo a la hora de buscar formas de mantener la excitación entre ambos —siempre teniendo en cuenta ese cuerpo extra que debe ser atendido—. En lugar de hacer reservas el mismo día, deberás acostumbrarte a planificar una cita romántica con, por ejemplo, dos semanas de anticipación, esto no tiene necesariamente que socavar la relación, ya que ambos podrán hacer las cosas más excitantes manteniéndose en contacto hasta que se produzca el encuentro vía mail o en forma telefónica.

Sé espontáneo
Amigo, hay una noticia para ti: la espontaneidad, como alguna vez la conocieras, ha dejado de existir. Como hemos dicho recién, la planificación estratégica es ahora vital para el éxito de tu relación. Siempre ten en mente que ella ha vivido al menos varios años bajo una agenda que gira en torno a la vida de sus hijos, sin embargo, puedes usar esto a tu favor, ya que tendrás todas las posibilidades de reintroducir la diversión y la excitación en su vida.
Aprende sus movimientos y sus horarios tanto como puedas, y planifica espontáneamente de acuerdo a éstos. Si sabes que ella tiene libre la mañana del sábado, aparécete de la nada y sorpréndela con un desayuno en la cama y unos deliciosos panqueques para los niños.

Incluye a los niños
Organizar citas que pueden incluir a los chicos, serán extremadamente útiles para solucionar sus problemas de apuros y disponibilidad. Esto elimina la necesidad de encontrar una niñera (que puede ser costoso para ella y difícil de conseguir a último momento), y le da la posibilidad de disfrutar plenamente de ti, sin que sea necesario cambiar del “modo cita” al “modo madre”, asimismo, crearás un metamensaje que estará diciendo que no solo estás allí por ella, lo que es verdaderamente importante para una madre. Como mamá soltera, ella ya no es una entidad individual, sino que es un paquete que incluye a sus pequeños —y a sus necesidades—, y tú deberás recordarlo en cada momento.
Establece jornadas
de juegos
Ayúdale a planificar jornadas de juegos con tus sobrinas, sobrinos, o incluso con los hijos de tus familiares o tus mejores amigos. De esta manera, no sólo tendrán tiempo para ustedes dos, sino que podrán relajarse sabiendo que sus chicos se encuentran en buenas manos, divirtiéndose con pequeños de su propia edad, esto último le sacará el peso de tener que estar preocupándose constantemente por el bienestar de los niños.

La relación con sus hijos
Permite que la madre guíe y dicte el paso y el progreso en su relación con sus hijos, si bien puede que sientas ansias por pasar más tiempo con ella, no es bueno acelerar los tiempos, y no podrás ganarte la confianza ni hacer que los chicos te quieran de un día para otro. Los niveles de confianza, tanto como ciertas barreras relacionadas a confort mutuo, deben ser traspasados por ti en primer lugar, en vistas de hacerla sentir a gusto con tu forma de establecer vínculos con sus hijos —o sus tesoros más preciados—. No ignores a los niños, pero tampoco asumas la “figura del padre” desde un primer momento, este es un terreno sensible en el que debes dejarte llevar y seguir los mandatos de la madre.

Respeto y comprensión
Entendemos que definitivamente existen ciertos “asuntos” que surgirán si vas a ponerte a salir con una madre soltera, y estos requerirán de un abordaje cuidadoso. Estas sugerencias han sido pensadas para ayudar al hombre a acomodarse a la vida de la madre soltera sin comprometer su felicidad ni de la relación, en todos los casos, el respeto y la comprensión deberán ser las prioridades máximas, al igual que los hijos de la madre.