Salud y Sexualidad

El matrimonio en piloto automático


¿Recuerdas esa primera etapa cuando te enamoraste? Posiblemente hayas pasado por la lujuria y el encaprichamiento, incluso antes de que cayeras en cuenta de estar enamorado. Te sentías mareado, flojo, como si estuvieras caminando en el aire

Tu corazón se aceleraba y tu respiración se entrecortaba siempre que tu terrón de azúcar se te acercaba. Estabas tan ocupado con el trabajo y tus responsabilidades, y sin embargo todo podía posponerse con tal de estar juntos. En esta fase, lo único que querías era pasar horas y horas tomados de la mano bajo la luz de la luna junto a tu otra mitad.
Después vino el amor, luego el matrimonio y, posteriormente, llegó tu hijo en su cochecito de bebé. De un momento a otro, aparecen facturas que pagar, lugares donde ir y reparaciones que hacer. ¡Y siempre te encuentras cansado! Finalmente, te preguntas con cara de preocupación “¿es esto el matrimonio?”
Ya sea que lleves 12 meses o 12 años de matrimonio, esto no tiene que significar que tu luna de miel ha terminado. Piensa en los esfuerzos que hiciste cuando estabas cortejando a tu pareja. Tu recompensa fue proporcional a tu apuesta.
Si pasaste día y noche frente a su casa esperando que saliera para declarar tu amor, si soportaste meses de indiferencia y no te cansaste, entonces tu ganancia habrá sido importante. Si ofreces romance y pasión, ¿adivina qué? Recibirás lo mismo a cambio.

Renovando la pasión
¿Te has olvidado de cómo hacerlo? No te preocupes. Estas son algunas sugerencias para que puedas sacudir (en el buen sentido) tu matrimonio y sacarlo adelante.
1.Lleva una taza de café y una manzana a tu pareja al trabajo. No te quedes; sólo dile que aprecias su esfuerzo y que podría tomarse unos minutos de receso.
2.Coloca una nota en el interior de sus zapatos. “Eres mi alma y corazón”.
3.Cuando tu pareja llegue a casa del trabajo, ten un picnic completo preparado... ¡en la cama! Una manta de picnic desplegada, bebidas a elección, camarones, fresas, pan y todo lo que tú quieras. Si los chicos andan revoloteando, ten lista una pizza para ellos y diles que sus padres necesitan algo de tiempo para discutir sus asuntos.
4.Deja una nota de amor en su billetera o portafolios.
5.Participa de alguna de las actividades de tu pareja; alguna en la que nunca hayas participado. Ve a pescar con él, a jugar tenis con ella, acompáñalo mientras camina sobre el campo de golf, llévala de compras. En cualquier caso, al menos, es importante que lo intentes. Aunque no sea tu mejor momento y no tengas ganas de hacerlo, él o ella sabrá reconocer la intención de participar de una actividad disfrutada por el otro, de modo que se producirá un sacudón.
6.Vayan a dar un paseo y, por el amor de Dios, ¡tómense de las manos!
7.¿Te has tomado algunas fotos provocativas? Podrías tomarte una en ese conjunto de lencería que él ama tanto o con ese boxer que la hace suspirar, o sin ropa alguna. Recuerda que la mayoría de las cámaras están equipadas con temporizadores que te permiten sacarte fotos de manera individual. Deja la foto en la caja del almuerzo o en el auto con una nota sugerente: “encuéntrame para una cena a la luz de la luna a las... ”.
9.Haz un cambio de roles. Si no acostumbras a sacar la basura, hazlo esta semana. Asume esa responsabilidad durante estos días.
Halaga a tu pareja a menudo. No lo digas si no quieres –o no lo sientes en ese momento- pero recuerda que todos podemos y tenemos que decir algo positivo a nuestros amados de tanto en tanto.

fuente:www.soloellas.com
Frases como “aprecio el esfuerzo que haces a diario por nosotros”, “esa cena fue fantástica” o “ese vestido te hace ver súper sexy” son apropiadas. Lo importante es que hables con el corazón y, si crees que hay algo importante y positivo que debes señalar, no te lo guardes.
Por suerte, este es sólo el comienzo. Piensa un poco y encuentra otras formas de reavivar las llamas de tu amor. Las acciones fortuitas y la ternura son fórmulas que nunca fallan. Sólo recuerda que debes hacer de esto un juego diario. No permitas que tu matrimonio vuelva al piloto automático.