Salud y Sexualidad

Cuando las desviaciones sexuales afectan a la familia


Buenas noches Lic. Letzira le pido ayuda con un nudo en la garganta. Hoy recibí una llamada y se trataba de mi padre. Según lo que he leído en uno de sus artículos todo señala que él sufre de frotismo, me siento mal porque la esposa de él me había informado que había tocado a su nieta anteriormente. Yo decepcionada le hablé y dijo que no volvería  a pasar. Lamentablemente  ocurrió una vez más. Él dice que no lo pudo controlar, que sabe que está mal y que no sabe qué hacer. Yo sólo pienso que si algo le hubiera pasado a esa muchachita jamás me lo hubiera perdonado. La mamá de la niña no pondrá ningún cargo y mi padre está en casa de mi hermana, no tiene adónde ir. Yo tengo que hablar con mi esposo para ver si permite que se quede con nosotros, pero tengo miedo de que al decirle se niegue a recibirlo, ya que yo tengo una niña pequeña. Amo a mi padre y no sé cómo ayudarlo. ¿Qué puedo hacer?

GA
Sin lugar a dudas, los padres y los hijos son los seres más importantes en la vida de la mayoría de personas, debido a que el vínculo que los une es sencillamente indisoluble, por ello, cuando hay que elegir entre unos y otros la situación es más que embarazosa e incómoda.
En un artículo pasado hablé sobre el froutterismo o frotismo y el psicólogo clínico Edmundo Lacayo Parajón dijo que “consiste en que la persona se excita con sólo frotar su órgano genital o cualquier otra parte del cuerpo con el cuerpo de otra persona que generalmente no conoce y que está ajena a sus intenciones”.
En el caso de este señor, esa otra persona está doblemente ajena ya que es una niña sin conciencia de que lo que él está haciendo es sumamente deleznable.
Una característica de las personas que sufren esta desviación sexual es que les gusta manosear a sus víctimas, el problema es que muchos pasan del manoseo, que es abuso, a violar, y ahí sí que la situación se agrava por completo, porque además de estar ante un ilícito, se marca negativamente la vida de una inocente.
Los frotistas y todos los que sufren parafilias o desviaciones sexuales deben ser sometidos a terapias psicológicas y aunque necesitan el apoyo de sus familiares, eso no significa que su familia deba exponerse ni exponer a los menores, como en este caso.
G.A., el psicólogo te recomienda que “debés buscarle ayuda y debés estar conciente de que nadie es responsable de lo que él esté haciendo, aunque sea doloroso y vergonzoso, las acciones son suyas y de nadie más”.
Asimismo, no te angustiés tanto y hablá con tu esposo, compartí tu problema con él, porque su apoyo te será sumamente útil. Lógicamente no esperés que acepte que lo llevés a tu casa, ya que es normal que sienta temor. Y sobre eso, el especialista comentó que lo mejor es que le renten un departamento o un local donde viva solo. Sé que estás en el dilema de si apoyar a tu padre o proteger a tu hija, pero pensá que esta parafilia es algo que él no puede controlar y que es probable que siga su conducta aún en tu hogar, y si te aterrorizó saber que manoseaba a esa niña pensá qué sentirás si hace eso con tu hija, también meditá cómo puede reaccionar tu esposo ante una situación así.
No compliqués las cosas pensando con el corazón, actuá con raciocinio y prudencia.
A.G., el psicólogo está convencido de que tu papá necesita ser tratado por un psiquiatra, pues seguramente, además de la terapia, necesita ser medicado.
Manos a la obra, conversá con tus hermanos acerca de este problema, llévenlo donde el especialista y estén pendiente de su comportamiento.

Recuerden que esta columna está abierta
a comentarios y sugerencias de temas que pueden hacer llegar a lsevilla@elnuevodiario.com.ni

TOME NOTA
El doctor Edmundo Lacayo Parajón, Psicólogo Clínico, atiende en Altamira D’este, del BDF 1 cuadra al lago, 2 ½ abajo. Telf. 88057986.