Salud y Sexualidad

Curry contra el cáncer


BBC Ciencia

Un extracto que se encuentra en la cúrcuma -especie utilizada en la gastronomía india que da su característico color amarillo al curry- puede matar células cancerosas, según una nueva investigación.
Los científicos descubrieron que la curcumina provoca la muerte de células cancerosas.
Durante mucho tiempo se ha pensado que el compuesto, llamado curcumina, tiene poderes curativos, y ya se le ha probado como tratamiento para la artritis y la demencia.
Ahora, estudios llevados a cabo en el Centro de Investigación de Cáncer, en Cork, Irlanda, muestran que la sustancia logró destruir en el laboratorio, células cancerosas del esófago.
Los expertos afirman que el hallazgo -publicado en British Journal of Cancer (Revista Británica de Cáncer) podría ayudar en la búsqueda de nuevos tratamientos contra la enfermedad.
En el estudio los científicos trataron a células del esófago cancerosas con curcumina.
Descubrieron que el compuesto comenzó a matar las células a las 24 horas del “tratamiento”.
Las células, explica la doctora Sharon McKenna, quien dirigió el estudio, comenzaron a devorarse entre sí después de que la curcumina comenzó a producir señales letales para destruirlas.
“Se ha sabido durante mucho tiempo que los compuestos naturales tienen el potencial de tratar a células defectuosas que se han vuelto cancerosas”, dice la investigadora.
“Y sospechamos que la curcumina podría tener un valor terapéutico”.
Estos interesantes resultados sugieren que en el futuro se podrían desarrollar compuestos de curcumina como un potencial fármaco anticanceroso para tratar el cáncer del esófago.
Ese padecimiento es la séptima causa más común de muerte por cáncer. Se calcula que menos de 20 por ciento de la gente que sufre esta enfermedad sobrevive después de cinco años.
La cúrcuma se ha usado durante siglos en la medicina china e india para tratar trastornos inflamatorios, y algunos de sus componentes se utilizan en suplementos dietéticos en países de occidente.
A principios de este año un estudio en Estados Unidos reveló que el compuesto podría prevenir la propagación en el cerebro de las placas amiloideas que se cree causan la enfermedad de Alzheimer.