Salud y Sexualidad

Reversibilidad de la vasectomía


En sociedades machistas como la nuestra, en las parejas estables las mujeres son las que generalmente soportan la carga de la planificación familiar y de la esterilización. En las carteras femeninas no faltan los cartones de anticonceptivos o los calendarios de la inyección, por ser el accesorio que siempre cargamos. A lo más que llegan los hombres es a portar condones, y esto que lo hacen por cualquier aventura extra matrimonial.
Pese a esta realidad cultural, la medicina dispone de una técnica de esterilización masculina llamada vasectomía. Esta cirugía consiste en que el médico succiona o liga los conductos o vasos deferentes, que son dos tubos musculares rodeados de músculo liso y que conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios, interfiriendo el recorrido del semen entre éstos, para que ya no haya posibilidad de que el hombre procree.
“Esta operación persigue el objetivo de cortar el paso de los espermatozoides hasta el líquido seminal”, manifestó el doctor Óscar Espino Corea, urólogo y especialista en salud sexual. “Luego de la cirugía, cuando el hombre eyacula expulsa al exterior un líquido blancuzco proveniente de la próstata y de las vesículas seminales, libre de espermatozoides”, agregó.

¿Cómo se realiza la vasectomía?
A los valientes que deseen practicarse la vasectomía, les digo que es un procedimiento sencillo y que no requiere grandes sacrificios.
“La operación se hace por medio de una pequeña incisión en la bolsa escrotal, a través de ésta se exterioriza el conducto deferente, por donde se trasladan los espermatozoides, se liga en sus dos extremos cortados y se completa cauterizándolos para evitar canalizaciones espontáneas futuras. Esto le da un carácter de alta seguridad como método anticonceptivo”, dijo el doctor Espino Corea.
El tipo de anestesia que se utiliza es local, no conlleva sangrados excesivos y la herida apenas puede que necesite un punto reabsorbible para sanar.
Sin embargo, hay que recalcar que la esterilización no se produce inmediatamente después de la cirugía y por ello hay que seguir usando un método anticonceptivo durante un breve período.
“En vista de que al momento de la cirugía hay semen almacenado en las vesículas seminales, es menester seguir utilizando otra alternativa de control natal, como píldoras, inyecciones o condones hasta que un examen de semen (laboratorio) corrobore que ya no hay espermatozoides, lo cual se logra generalmente después de unas 10 ó 15 relaciones sexuales posteriores”, indicó el especialista.

¿Se puede volver a engendrar
después de la vasectomía?
Muchas personas tienen la creencia de que diez años después de haberse practicado la vasectomía el hombre recupera su condición de fertilidad, y precisamente ese es el temor de un lector que se sometió a este procedimiento.
Al respecto, el doctor Espino Corea plantea que “definitivamente la fertilidad no se reanuda espontáneamente a los 10 años como le dijeron al señor, porque la operación se hace con fines irreversibles, y prácticamente lo es”.
Sin embargo, explicó que si el paciente desea tener otro hijo se puede someter a un procedimiento para recanalizar el conducto deferente que fue seccionado en la vasectomía.
“Técnicamente llamamos al procedimiento vasovasostomía. Sin embargo, la probabilidad de que el hombre pueda volver a embarazar es muy baja, apenas del 25%, dado que los espermatozoides, por un mecanismo aparentemente autoinmune, van perdiendo su capacidad generativa”, aseguró el médico.
Asimismo, manifestó que después de la vasectomía el paciente puede embarazar a través de procedimientos más especializados que podrían ayudar mediante las técnicas de fertilización asistida de alta complejidad. “En algunos centros pueden dejar semen congelado de reserva en bancos para utilizar en el futuro si así se desea, o se obtienen espermatozoides directamente del testículo por medio de una punción para fecundación in vitro”, aseguró el doctor Espino Corea.
Así que la vasectomía se hace con un fin de irreversibilidad y es un método seguro de anticoncepción que no produce ningún cambio hormonal ni sexual, sólo impide el paso de espermatozoides al líquido seminal. Además después de una vasectomía no se pierde la eyaculación, pues el semen no se produce en los testículos, sólo los espermatozoides.
Hombres, ustedes pueden esterilizarse, porque esa no es responsabilidad sólo de las mujeres. Adelante.

Recuerden que esta columna está a su disposición, así que envíen sus dudas o sugerencias a lsevilla@elnuevodiario.com.ni