Salud y Sexualidad

Combátalos con esencias florales


Ya sabemos lo que el consumo de sustancias como grasas, alcohol y otros fármacos; produce en nuestro hígado, pero no sabemos que ciertas emociones como enojo, odio, celos, rencor etc. repercuten en el cuerpo dificultando el correcto funcionamiento hepático (entre otras cosas).
La pregunta ahora es ¿cómo manejamos nuestras emociones? Aquí es donde entran a ayudarnos las esencias florales. Dentro del sistema de Bach tenemos el Holly que trabaja sobre los sentimientos de enojo, odio etc. El Willow, que sirve para el resentimiento y el rencor, y el Crab Apple, que nos ayuda a desintoxicar el cuerpo y el alma. Estas esencias se pueden mezclar con otras para lograr una fórmula personalizada. Existen flores de otros sistemas para ayudar en la recuperación del hígado.
También es muy positiva la acción de los Oleos Gemoterapéuticos. En este caso utilizaríamos el Óleo Cuarzo Rosa en el chacra cardiaco para despertar los sentimientos de amor hacia uno mismo y hacia los demás; el óleo cuarzo citrino en el plexo solar para mejorar la manera de relacionar con los que nos rodean, puede acompañarse del Óleo Malaquita para limpiar de emociones negativas y más adelante el Óleo Oro, que es un gran removedor. También pueden utilizarse las gemas directamente (luego de limpiarlas y cargarlas), pero los oleos tienen efectos mucho más notables. El Óleo Esmeralda sobre el hígado también es muy beneficioso.
Un tratamiento de 21 días de Reiki produce una muy fuerte, desintoxicación del cuerpo y la mente y además sirve para disminuir el nivel del stress.
Todas estas terapias son absolutamente compatibles con las tradicionales, además suelen disminuir sus efectos secundarios.

Enplenitud.com