Salud y Sexualidad

El camino hacia el orgasmo múltiple


De acuerdo con el sexólogo Eusebio Rubio, de la Asociación Mexicana para la Educación Sexual, el orgasmo en la mujer llega después de una estimulación efectiva.
Dentro de la respuesta sexual existen tres fases:
Fase del deseo: esta etapa llega cuando existen las “ganas” o el apetito sexual, cuando este deseo de convierte en realidad, llega la excitación.

Fase de la excitación: esta se da a través de los sentidos, es decir, cuando por medio de la vista, el olfato, el tacto, el gusto o el oído, se produce una conexión con aspectos eróticos.

Fase de la excitación total: cuando la excitación alcanza su punto máximo y de no regreso, llega el orgasmo, donde se sienten descargas mioclónicas (a nivel de los músculos y de los genitales) y contracciones muy placenteras, lo que hace que la mujer experimente una satisfacción total.
El orgasmo está compuesto por contracciones de los músculos alrededor de 0.8 segundos de repetición, y más que la duración de éste, lo relevante es alcanzar calidad y la intensidad, aspectos que califica cada mujer.

¿Se puede tener un orgasmo múltiple?
La respuesta es sí. El orgasmo múltiple es la facilidad o capacidad que tiene la mayoría de las mujeres de que tras un orgasmo, y después de recibir una buena y mejor estimulación, logren un segundo o tercer orgasmo en una misma relación sexual.

¿Cómo lograrlo?
Para experimentar un orgasmo múltiple es necesario entrenarse, a través del conocimiento de su propio cuerpo para conocer cómo se dan los orgasmos en ellas mismas.
De acuerdo con el sexólogo Eusebio Rubio, es difícil identificar el momento en que termina un orgasmo e inicia otro, lo que sí es posible es detectar la sensación de inicio que es muy subjetiva y depende de cada persona. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido un orgasmo, ya sabe identificar el momento en que va llegar a él.
Así pues, sabe el momento en el que está terminando el primer orgasmo porque atraviesa por una etapa de relajación; después identifica el momento en el que de nueva cuenta presenta las descargas y contracciones musculares placenteras de las que ya hablamos.

¿Cómo puede ayudar la pareja?
Obviamente, lograr el orgasmo múltiple no sólo depende de la mujer, sino que el compañero juega un papel fundamental en este proceso.
La forma en la que el hombre puede ayudar es a través de una buena dosis de besos, caricias, palabras suaves, movimientos a nivel genital (penetración), y lo más importante, dejarse llevar por ella; es decir, ponerle atención para detectar los puntos en los que desea recibir estos estímulos y la intensidad y ritmo de éstos. De esta forma, la mujer puede conseguir un segundo orgasmo.
El número de orgasmo que una mujer puede experimentar no está determinado y depende de cada organismo, “hay mujeres que dicen haber tenido hasta 10 en una sola relación, lo cual sólo es comprobable por ella misma”.
Finalmente, el sexólogo recomienda a las mujeres conocer su cuerpo quitando tabúes con respecto a la masturbación, acción que “no es sucia ni es pecado”.

Soloellas.com