Salud y Sexualidad

Los preliminares, para prender la pasión


Si nunca le has dado importancia a los preliminares en el sexo ya es hora de que empieces a tenerlos en cuenta. Te preguntarás ¿por qué son tan importantes? Pues son la antesala del coito, por eso, los juegos previos a las relaciones sexuales te ayudarán a disfrutar mucho más del encuentro.
A través de mecanismos físicos y psíquicos nuestro cuerpo se prepara para el orgasmo y poco a poco van excitando, además no sólo ayudará a aumentar tu libido y volver loco a tu chico, los preliminares en el sexo crean muchísima complicidad porque son juegos íntimos entre los dos amantes.
Si quieres unas relaciones sexuales plenas y alcanzar el orgasmo con más intensidad, no te olvides de los consejos que nos dan los chicos sobre lo que más les gusta:

No debes olvidar que a los hombres también les gustan los mimos y las caricias suaves. Quítate de la cabeza que los preliminares en el sexo deben ser salvajes, deprisa, corriendo y con mucha intensidad.
A casi todos los chicos que hemos preguntado sobre este tema declaran que prefieren empezar de una forma suave, con caricias y mimitos para luego ir subiendo el nivel y la intensidad del encuentro sexual. ¡Ellos también necesitan un precalentamiento!, aunque normalmente sean las mujeres quienes demanden los juegos preliminares en el sexo.
Toma nota de las ideas que nos dan los chicos para darle un giro a tus relaciones sexuales y hacer que los preliminares en el sexo tengan su debido protagonismo.
“Me encanta que me den mordisquitos y lametones por el cuerpo, sin tocarme las partes más íntimas”, Daniel, 23 años.
“Me encanta que me desnude ella y que me desabroche algún botoncito con la boca...me pone a 100.000”, Javier, 25 años
“Me encanta que me acaricie la parte interna del muslo, que me masajee y que me susurre al oído mientras me da besitos por el cuello”, Jorge, 24 años.
“Me gustan mucho los juguetes sexuales, jugar con mi pareja, por eso, introducir alguno en los preliminares es súper excitante”, Julio, 22 años
“Me prende muchísimo que mi chica me cuente qué es lo que va a querer. Mi mente se dispara y los preliminares se hacen mucho más húmedos e intensos”, David, 27 años
“Si me besa con intensidad me vuelvo loco, todo mi cuerpo se estremece y siento que me apetece comerme a mi chica ¡enterita!”, José Ramón, 20 años
“Cuanto más lentos y más suaves mejor, me encanta sentir a mi chica toda mimosita”, Juan, 24 años
“Sentir sus pechos en mi espalda y que vaya masajeándome me proporciona muchísimo placer antes del coito”, Iván, 28 años.
“Cuando se acerca sin decir nada, me mira fijamente y se muerde los labios se me eriza todo el cuerpo. Luego, si empieza a tocarme poquito a poco y reserva los genitales para el final, ¡me pone tanto que a veces dudo si voy a llegar a la penetración!” Juanma, 26 años.

Cosmohispano.com