Salud y Sexualidad

Juegos para las parejas aburridas


Existen dos tipos de personas, las “aburridas” y las que “se aburren”. Las siguientes sugerencias son más bien para las personas que “se aburren”. De hecho, las personas que “se aburren” deben utilizar este juego sin el conocimiento de su pareja aburrida.
Antes de que la pareja aburrida llegue a la casa, la víctima de esa persona “aburrida” deberá apagar las luces desconectándolas desde la caja de fusibles central, de modo tal que ya no haya electricidad.
Luego deberá prender algún incienso y velas, y vestirse con un equipo atractivo, como por ejemplo un traje de mucamas o lencería erótica, en el caso de las mujeres, y un esmoquin de mayordomo o fina ropa interior en el caso de los hombres.
Entonces, debe hacerse un lugar para recibir a la pareja aburrida, como por ejemplo, el mismo centro del living o el dormitorio, rodeándolo con almohadas afelpadas grandes. Cuando esta aburrida persona llegue a la casa, tratará inmediatamente de prender las luces. Por supuesto, ella o él no tendrán éxito en su intento. Entonces, empezará a vagar hacia las débiles luces que vea, y le encontrará semidesnudo entre las almohadas.
Las parejas más abiertas se sacarán la ropa inmediatamente y estarán listos para un nuevo tipo de encuentro sexual. Otros pueden requerir más trabajo. De hecho, inicialmente, es muy probable que él o ella salga con que tiene mucho trabajo para hacer, simplemente no está de ánimo, o inclusive le diga que parece un estúpido.
Pero más allá de lo que suceda, usted, la pareja que se aburre, debe mantener su apariencia seductora. Esto significa que debe decirle a su pareja que, ciertamente, puede estar actuando como un tonto, pero que está aquí para complacer cada capricho que él o ella tenga, y no debería desaprovecharlo (imagínese jugando un papel de estrella en un harén, y usted debe ganar a su pareja por sobre la competencia).
Entonces, podría ofrecerle un masaje de pies, o un vaso de vino fino que haya comprado por la tarde, o algunas uvas, que podría darle de comer en la boca.
En última instancia, para las parejas realmente difíciles, podría tratar de usar su conocimiento acerca de la actividad favorita de la pareja, que puede tener que ver con un deporte, el mercado de valores, o la política, y empezar a hablar de este tema mientras la lleva a sus brazos. Su misión deberá ser seducir a su pareja mediante cualquier táctica posible.