Salud y Sexualidad

Sexo telefónico


Problemas de compromiso, dificultad para establecer relaciones, falta de tiempo para conectar con el otro. Son algunos de los motivos por los cuales la gente se está inclinando por una práctica que antes no influía en la conducta sexual.
“Se trata de una estrategia sexual que alivia durante un momento la falta de pareja o de compañía ocasional presente. Es preocupante ver cómo el individuo en vez de buscar soluciones para reactivar su vida sexual y social de manera lógica y explícita, busca maneras de ocultar momentáneamente las necesidades normales de todo ser humano”, opina la sexóloga española Merce Vega.
En principio, puede resultar atractivo y excitante, sobre todo si es que se practica una vez para probar de qué se trata.
Según un estudio estadounidense, cada vez más gente accede a mantener esta clase de relación y muchas veces, mantener sexo telefónico no implica estar solo.
“Entraríamos así en un caso de infidelidad que es muy complicado de terminar, ya que como no hay evidencia consistente, es más difícil de reconocer como infidelidad y de descubrir por la otra persona”, argumenta la profesional.
Según un estudio realizado por una compañía de teléfonos española, revela que solamente el 4 % de los 243 encuestados que practican sexo por teléfono, ha sido descubierto y que la reacción de sus parejas no ha demostrado gran intensidad como la que exhibiría si se tratara de una infidelidad en carne y hueso.
Más allá de las opiniones adversas, hay quienes defienden esta práctica, sobre todo, aquellas parejas consolidadas que por motivos puntuales deben permanecer varios años separados.

Ventajas del sexo telefónico:
* Despierta la imaginación y puede ser una buena práctica para mejorar el hábito de seducción en la pareja
* Es una alternativa con las relaciones a distancia
* Es una buena opción para combatir la timidez que se produce en el primer encuentro presencial y entrar en calor sin titubeos.

www.enplenitud.com