Salud y Sexualidad

Manchas en la piel


La piel es nuestra tarjeta de presentación. Debe estar sana, limpia y lozana, sin ningún tipo de alteración. Ésta tiene como función ser barrera de protección contra sustancias toxicas, golpes, virus, bacterias y la temperatura.
Por funcionar como un muro es vulnerable a manchas y cicatrices. Su textura refleja la vida interna de la persona, y según su edad, sexo, salud y enfermedad, así es su apariencia y nitidez.
Comúnmente suelen aparecer pecas y lunares, mismos que son concentraciones de pigmentos en la piel o exceso de vascularizaciones que en general no representan peligro, pero deben vigilarse por la posibilidad de que con el tiempo cambien de color, forma, tamaño, piquen o sangren, por lo cual la recomendación es que visiten a un especialista.
Las manchas de sol son producidas por exceso de melanina, sobre todo en las personas mayores. Las embarazadas o mujeres durante la menopausia son sensibles a las manchas, sobre todo en el rostro, por los cambios hormonales o la ingesta de ciertos anticonceptivos.
Algunos pacientes reportan que al amanecer observan ciertos moretones o manchas violáceas. Generalmente éstas son producidas por desórdenes en el sistema circulatorio o por el uso desmedido de aspirinas, anticoagulantes o por enfermedades específicas.

Enfermedades que provocan manchas
El vitíligo es una enfermedad que se presenta en algunas personas por deficiencias inmunológicas o tiroidales, está fuertemente relacionada al sistema nervioso. Con la medicina oriental observamos que las manchas y manifestaciones patológicas coinciden con los meridianos y puntos de acupuntura, dándonos una pista para su diagnóstico y tratamiento.
Hay otras manchas oscuras o rosáceas que aparecen desde el nacimiento y están relacionadas a la genética, herencia o circunstancias del embarazo. Ordinariamente son benignas, sólo alteran la presencia o condición estética de quien la percibe.

Medicina natural y la piel
Desde el punto de vista de la medicina natural, para tener una piel sana se debe mantener un estilo de vida saludable y sin estrés; pues es en la piel donde se refleja la salud. En cuanto a la aparición concreta de manchas, se debe establecer el origen, si es accidental, bacterial, viral, solar, genético o degenerativo. Ordinariamente las manchas son secuelas de enfermedades que se reflejan en la piel o accidentes como estrías, acné, infecciones, hongos, raspones, entre otros.
Hay métodos modernos y quirúrgicos para tratar la piel, como el “peeling”, pomadas, infiltraciones y muchas otras terapias estéticas o terapéuticas.
Un tratamiento amplio para todo tipo de afecciones en la piel, a través de la medicina natural, es desintoxicar su sangre por medio de plantas como cola de caballo, encina, mangle, sangregrado, espino blanco, jiñocuago, fenogreco, diente de león, algas, sábila y otras limpiadoras. El sauna con plantas medicinales ayuda mucho, igual que las cataplasmas de barro y mascarillas faciales, los aceites de ajonjolí, oliva, almendras; las pomadas de calentura, rosa de mosqueta, ajo, fortificada con azufre; la miel y baños de mar.

TOME NOTA
Francisco Picado atiende sus enfermedades con terapias naturales, plantas, acupuntura, cuatro tipos de masajes, sauna, orientación personal y energías. En Enero inician cursos de Medicina Natural y de Masajes. Elabora carta astral 2009. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex, 75 v. al Norte, y en El Raizón, K. 20.2 carretera Masaya. Telf.: 244 2888, 279 9765, 861 7881. E-Mail: terapiasnat@yahoo.com