Salud y Sexualidad

Sexo antes de una competencia deportiva


En el ámbito del entrenamiento de alto rendimiento ha sido, prácticamente desde la antigua Grecia y hoy en día, tema de debate, el hecho de que un jugador tenga relaciones sexuales previas a una competencia y cuáles podrían ser los efectos en su rendimiento, si éste se podría ver afectado o no.
Resulta interesante ver la postura occidental y la oriental: desde el punto de vista occidental, en las últimas olimpiadas en Atenas, los deportistas recibieron con agrado la noticia de que las relaciones sexuales precompetencia no afectaba su rendimiento físico.
Diversos estudios demuestran, según el Dr. Jorge Aballay, médico cardiólogo especialista en Medicina del Deporte, que todo deportista requiere un grado de agresividad para lograr la meta deportiva propuesta, las relaciones sexuales pre-competencia pueden otorgar ese grado de agresividad, sin embargo, esto depende de la personalidad del deportista.
Es saludable que el deportista llegue a la concentración sexualmente satisfecho, pero se recomienda que esta satisfacción sexual se realice hasta ocho horas previas a la competencia.
Otras investigaciones reportan que la clave se encuentra en otras variables que pueden afectar el rendimiento como son:

1 Las relaciones ocasionales o de infidelidad, ya que éstas generan sentimientos de culpa y/o estrés adicional.
2 Experiencias pasajeras que llevan a trasnochar y al consumo de alcohol y/o drogas.
3 Que el deportista crea que el acto sexual lo debilita (creencias sociales y/o religiosas) por ejemplo, si el placer sexual lo relaciona con culpa.
4 La manera en que se realice el acto sexual, si ésta es muy relajante puede llegar a bajar el grado de ansiedad normal que es necesaria para enfrentar con ímpetu el encuentro, ésta última es muy personal, ya que si el deportista cuenta con la motivación y la ansiedad necesaria, el coito realizado el día anterior no le afectará en su rendimiento.
5 A veces, la separación del deportista de su pareja, puede ser más perjudicial que beneficiosa, por razones emocionales y psicológicas.
Desde el punto de vista de la cultura oriental, el principio de vida es el Chi o Energía Vital, los japoneses le llaman Ki, los hindúes le llaman Prana, los mismos griegos lo llamaban Pneuma. Toda la medicina tradicional china, la acupuntura, está basada en el equilibrio de esta energía de vida y sus sutiles variaciones, aún muchas personas ignoran que el Arte del Chi Kung ya lleva 10 años de haber sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud como una ayuda invaluable para mantenerla.
Existen varios estilos de Chi Kung para diferentes propósitos: el Chi Kung Médico, es el que se les enseña y practican todos los pacientes en el hospital mas grande del mundo, el Hospital General de Beijing en China; el Chi Kung Terapéutico, Chi Kung Marcial que es el que se cultiva en los estilos de artes marciales “internos” y el Chi Kung Sexual, que es el que se le enseñaba en la antigua China al Emperador y a algunos miembros de la realeza, también privilegio de los guerreros de elite.
Para los practicantes del Chi Kung Sexual, el semen representa la esencia del hombre, ya que una eyaculación contiene alrededor de 300 millones de espermatozoides, si éstos fueran fecundados In Vitro en igual número de óvulos fértiles, un solo hombre, con una sola eyaculación, podría ser padre de 300 millones de hijos.
En términos de esta energía de vida, el orgasmo eyaculatorio hará que de alguna manera el hombre pierda energía vital en cada eyaculación, muchos hombres no lo notarán durante muchos años, hasta cierta edad, durante el proceso llamado del “climaterio masculino”, aproximadamente después de los 45 años, cuando es considerado “normal” que el hombre tenga dificultades para obtener una erección y para mantenerla un período de tiempo necesario para obtener relaciones sexuales satisfactorias con su pareja.
Por esta razón encontramos a Maestros Taoístas que rebasan los 90 años de edad, que sin embargo su cuerpo físico no envejeció como en occidente se nos ha hecho creer que es un proceso “normal” de deterioro.
Sin embargo la edad biológica de varios maestros como Mantak Chia, al cual tengo el honor de representar en México, no coincide con su edad cronológica, su edad es actualmente de 65 años, pero su edad biológica es la de un hombre de unos 35 aproximadamente, ya que ha cultivado su poder seminal desde hace muchos años, de ahí la importancia de cultivar el Arte de la Inyaculación.

Eyaculación y orgasmo
Cuando los hombres tenemos relaciones sexuales, existen tres opciones relacionadas con la eyaculación y el orgasmo:
1 Eyaculaciones sin orgasmo como en el caso de un hombre con eyaculación precoz severa cuando hay ocasiones que aún no ha penetrado a su pareja y ya eyaculó, en ese caso hubo eyaculación, pero no dio el tiempo necesario para construir energía orgásmica.
2 Orgasmos eyaculatorios, cuando la eyaculación viene un segundo después de que la sensación orgásmica genere las convulsiones de la próstata y ésta dispare el semen por la uretra, ésta es la forma en que la gran mayoría de hombres creen que es la única manera de tener un orgasmo, lo cual es falso.
3 Orgasmos internos sin eyaculación, que es lo que experimentan los practicantes de Chi Kung Sexual que han adquirido la habilidad de transferir las convulsiones orgásmicas que tendrían lugar en la próstata “normalmente”, hacia las glándulas superiores, las que se encuentran en nuestra cabeza, como son la pineal, la pituitaria, la hipófisis y particularmente el hipotálamo.
Este último liberará una serie de neuro-hormonas, neuropéptidos que los antiguos sabios orientales conocían con el nombre en sánscrito de “Amrita”, los chinos lo traducían como “El Néctar de los Dioses que conduce a la Inmortalidad”, estas neuro-hormonas que hoy, gracias a la neurociencia podemos identificar plenamente, ayudarán a retardar el proceso de envejecimiento y mantendrán un cuerpo sano y vigoroso aún en edad avanzada.
El Arte de la Inyaculación ha sido uno de los secretos más celosamente guardados durante miles de años por los guerreros de elite y la realeza china para cultivar un cuerpo joven y vigoroso aún al ser mayor.
Las relaciones sexuales practicadas de esta manera no solo hacen que los hombres no pierdan la fuerza de vida que lleva la eyaculación, sino que incluso este tipo de actividad sexual, les puede proporcionar experiencias mucho mas satisfactorias al ser capaces de obtener varios orgasmos sin tener que eyacular.
Cultivando los “orgasmos internos” o “inyaculaciones” se inducen estados de éxtasis altamente satisfactorios y sanadores (no confundir esta práctica con la retención seminal, entendida aquí como mantener la excitación sin eyaculación ni orgasmo, ni con los orgasmos retrógrados, que es cuando el semen va hacia la vejiga en vez de salir por la uretra en la eyaculación), sino que incluso les permite sentir mas vigor que antes de realizarlas, pero con un profundo estado de relajación.
De esta manera, un hombre “mono-orgásmico” se puede convertir en un “hombre multi-orgásmico”, sería interesante saber qué pasaría si los deportistas de alto rendimiento cultivaran este arte, yo asumiría que mejorarían sustancialmente su rendimiento tanto como profesionales, como individuos.
Cabe aclarar que por tratarse de una disciplina psicofísica como el Yoga, el Tai Chi Chuan o cualquier estilo de Artes Marciales internas se debe transmitir directamente, querer aprender este arte a través de la lectura de un libro sobre el tema, equivaldría a querer aprender a romper tabiques con los nudillos del puño a través de la lectura de un libro de Karate, la forma de realizar este arte de manera segura y confiable es a través de la enseñanza directa de un instructor certificado dentro de un linaje taoísta con esta especialización de Chi Kung.