Salud y Sexualidad

Masajes

Son recursos que empleados por especialistas calificados beneficiarán su salud, además representan amplios recursos de estética

Nuestra piel es el órgano más sensible que poseemos y nuestras manos constituyen las herramientas más especializadas del cuerpo. Estos elementos, junto a la aromaterapia, inclusive la música relajante, son los recursos idóneos para un buen masaje. Sin embargo, lo que hace de éste una buena experiencia es la preparación del terapeuta masajista.
Por el cuerpo de una persona viajan canales de sangre, linfa, agua, energía y muchas otras sustancias. Cuando se aplica un masaje, todas esas sustancias se alteran. Si el terapeuta sabe lo que hace, las canalizará adecuadamente, las orientará y las sacará de donde están estancadas o saturadas, pero si desconoce el comportamiento de estos aspectos, las regará por todos lados y provocará una congestión, alteración o dolor.

Masaje completo
El masaje por excelencia es completo cuando se trabaja en todo el cuerpo y se le llama antiestrés o relajante. Hipócrates, el padre de la medicina, lo recomendó a todas las personas, pues aplicado adecuadamente tiene efectos excelentes en la circulación sanguínea, revitalización de la piel, desintoxica, relaja los nervios, hace descansar y conduce al sueño; mejora las articulaciones y función ósea y muscular, levanta la autoestima personal, embellece y rejuvenece.
Alguien que se aplique un masaje al menos una vez por semana prevé enfermedades y maneja su cuerpo de una manera óptima. Si lo acompaña con sauna, alimentación natural y pensamientos positivos, vivirá feliz, en armonía y por muchos años.

Masaje reductivo y anticelulítico
Este tipo de masaje es un recurso para movilizar la grasa y toxinas acumuladas en el abdomen, caderas, piernas y brazos de las mujeres; espalda y pecho de los caballeros. Cuando por las razones que sea el cuerpo pierde su forma adecuada, debemos regular la dieta y reformar el cuerpo, pues la piel, los músculos y hasta los huesos sufren deformaciones. El masaje reductivo o anticelulítico, junto con algunos productos naturales, es la opción para sentirse bien y lucir elegantes.

Masaje terapéutico
Este tipo de masajes debe ser suministrado por un médico o un terapeuta. Tiene que ver con problemas que se presentan a nivel del cuello, espalda, columna vertebral, pelvis, brazos, piernas, nervio ciático, secuelas de parálisis facial, derrame cerebral y otros problemas corporales. Una serie de estos masajes para cualquiera de estas afectaciones alivia naturalmente el dolor, ubicación y función de la parte motora o sostenedora del cuerpo. Si el masaje se combina con digitopresión, o sea, con los canales de energía de la medicina china o con la misma acupuntura, resulta doblemente beneficioso.

Masaje podal o reflexiológico
Este masaje se aplica solamente en pies o manos, y es muy potente. En la palma de nuestros pies o manos está reflejados por medio del sistema nervioso y meridianos todo el cuerpo, con todos sus órganos y es a través de esos puntos que el terapeuta masajista puede diagnosticar, inclusive, el estado de salud del paciente, y según eso, aplicar el masaje. Los resultados son sorprendentes dado que la persona no sólo responde a los problemas corporales, sino a los emocionales.
Hay muchos otros tipos de masajes, como el quiropráctico, automasaje, shat-su, profundo, linfático, íntimo, que dan salud, vigor y energía a quien lo recibe.

TOME NOTA
Francisco Picado atiende consulta médica naturista, acupuntura, regulación de peso, masajes, sauna y orientación personal. Ofrece productos naturales y cursos de Medicina Natural y Masajes que inician en enero. Antiguo cine Rex, 75 vrs. al lago, mano derecha, y en El Raizón, Km. 20.2 carretera Masaya. Telf.: 244 2888, 279 9765 y 861 7881. E-mail: terapiasnat@yahoo.com