Salud y Sexualidad

Cambio de sexo


EFE

Las nuevas técnicas quirúrgicas introducidas en los últimos años facilitan el cambio de sexo, señalaron esta semana expertos durante la clausura de la décima edición del Congreso de la Sociedad Europea de Medicina Sexual (ESSM), realizado en Lisboa, España.
Los llamados trastornos de identidad de género --que afectan a sujetos con sexo diferente a aquel con el que se sienten identificados-- son un problema con posibilidad de tratamiento, a través de cirugías llevadas a cabo con equipos multidisciplinares, según fue apuntado en la cita de la capital portuguesa.
El doctor Antonio Martín, jefe de la Unidad de Medicina Sexual de la Universidad de Málaga (España), explicó a EFE que los cambios de sexo, de mujer a hombre, son hoy una realidad a través de técnicas de reconstrucción del pene utilizando el tejido radial del antebrazo.
Martín explicó que, en sentido contrario, es también posible la construcción de vaginas con un tipo de cirugía en el que destacó que España está a la vanguardia mundial.
La jornada sirvió para señalar las reticencias que todavía existen entre muchas personas para consultar directamente con sus médicos las dolencias sexuales que padecen. El congreso dio especial relevancia a los problemas sexuales femeninos, que como apuntó la profesora de la Universidad de Ámsterdam, Ellen Laan, han sido ignorados en favor de los que afectan a los hombres.
Los problemas femeninos son diferentes a los que aquejan al sexo masculino, y en muchas ocasiones las mujeres no son conscientes de las disfunciones que sufren, sostuvo Laan.

Disfunción eréctil
La cita también abordó la disfunción eréctil –-impotencia-- y la llamada "incurvación anómala" del pene durante la erección, dos problemas en los que se han experimentado importantes avances gracias a las nuevas prótesis disponibles en el mercado.
El cirujano mallorquín Mariano Rosselló señaló en ese sentido que más de 800 españoles resuelven cada año problemas de impotencia con la implantación de prótesis de pene.
Rosselló recordó que en España hay cerca de 2 millones de hombres con problemas de disfunción eréctil y que un 94 por ciento de las implantaciones de prótesis para casos de curvatura adquirida o enfermedad de La Peyronie tienen éxito.