Salud y Sexualidad

Desaparecerán escaparates para prostitutas

La operación limpieza municipal destinará 15 millones de euros para la rehabilitación de los espacios antes ocupados por los escaparates

El ayuntamiento de Ámsterdam anunció que destinará hasta 15 millones de euros a la compra de 51 escaparates de su famoso Barrio Rojo, donde las prostitutas muestran sus encantos a los clientes, para reconvertirlos en comercios o viviendas.
La decisión forma parte de una operación de “limpieza” del barrio, uno de los más antiguos y pintorescos de Ámsterdam, explicó el alcalde de la capital, Job Cohen, en rueda de prensa.
Las cosas han cambiado
“Desde la liberalización de la prostitución en 2000, las cosas han cambiado”, aseguró Cohen. “La ley reglamenta la prostitución voluntaria, pero ahora nos enfrentamos al tráfico de mujeres, a la explotación, a toda clase de actividades criminales”, explicó.
Una empresa inmobiliaria, NV Stadsgoed, acordó con el denominado “emperador del sexo” en Holanda, Charles Geerts, la compra de esas vitrinas en Wallen, en el corazón del Barrio Rojo, por 25 millones de euros.
Para compensar la pérdida de valor de esos pequeños espacios dedicados a la prostitución, el consejo municipal de Ámsterdam decidió destinar a su vez 15 millones de euros para su rehabilitación.
Se alquilaban por turnos
Los escaparates se alquilan normalmente por “turnos”, a un precio de centenares de euros. Varias prostitutas acostumbran a turnarse diariamente.
Geers, que tiene una polémica reputación, no podrá invertir ese dinero de nuevo en el Barrio Rojo.
Los 51 escaparates que van a desaparecer representan un tercio de los establecimientos de Wallen, y la quinta parte de las vitrinas ocupadas por las prostitutas, según la municipalidad.