Salud y Sexualidad

El Calcio


El calcio es el mineral con mayor presencia en el organismo y el cuarto componente del cuerpo, después del agua, las proteínas y las grasas. Con la Vitamina D hace una excelente dupla, pues su presencia adecuada favorece la absorción del macromineral. Estos dos nutrientes en particular son esenciales para tener huesos fuertes.
La correcta absorción del calcio, o sea, la cantidad que es absorbida --desde el tracto digestivo hacia la circulación sanguínea-- es fundamental, porque hay factores que la favorecen y otros que la impiden. La forma activa de la Vitamina D es determinante en la absorción de este mineral. El ejercicio moderado es un buen aliado.
Su importancia
El calcio es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen debidamente. También para la coagulación de la sangre. Su insuficiencia contribuye de manera considerable al desarrollo de la osteoporosis.
Una de las grandes ventajas que presenta el calcio es su invariabilidad en el tiempo es que su contenido en los alimentos no se altera en ninguna etapa.
El calcio provee rigidez y fortaleza a los huesos, dientes y encías. Ayuda en la regularidad de la frecuencia cardiaca y en la transmisión de los impulsos nerviosos. Previene enfermedades cardiovasculares, ya que disminuye los niveles de colesterol en la sangre.
También previene los calambres en la musculatura corporal, debido a que el músculo utiliza el calcio para realizar sus movimientos y contracciones. Es fundamental para que la sangre coagule adecuadamente. Es preventivo de enfermedades como el cáncer. Contribuye a reducir la tensión arterial en personas hipertensas. Previene la pérdida de la masa ósea. Mantiene la piel sana y durante el embarazo reduce la incidencia de preeclampsia.
Entre los factores que no favorecen la correcta absorción del calcio figuran: ejercicios vigorosos y el fósforo en exceso, de allí que las bebidas gaseosas con alto contenido de este mineral no resultan beneficiosas.
El alcohol reduce la absorción intestinal del calcio. La cafeína en altas cantidades puede aumentar la excreción del calcio y disminuir su absorción. En la medida en que se aumente la cantidad de sal y proteínas a la dieta aumentan las cantidades de calcio que se excretan.
Fuentes naturales de calcio
Se consume calcio a través del agua que se bebe y de los alimentos, en especial lácteos. Son fuentes de calcio además las frutas secas, las legumbres, la yema de huevo, los vegetales de hojas verdes, mariscos y sardinas.
La ingesta inadecuada, la disminución de la absorción intestinal como la excreción (en la orina) aumentada de calcio, conduce a una disminución total del mismo en el organismo. Está caracterizada por dolores en las articulaciones, hormigueo y calambre muscular, un ritmo cardíaco anormal y palpitaciones, convulsiones y deterioro cerebral, depresión, uñas quebradizas, alteraciones cutáneas, dientes defectuosos, aumento del colesterol sanguíneo, hipertensión, entumecimiento de miembros superiores e inferiores, raquitismo y osteoporosis.
Asociación Soya de Nicaragua (Soynica)
De la Entrada la Fuente 5 cuadras al sur, mano derecha.
htpp://www.soynica.org.ni
Email: soynica@soynica.org.ni