Salud y Sexualidad

Cirugías de cambio de sexo

El Ministerio de Salud explicó que las cirugías para el cambio de sexo serán incluidas dentro de la lista de servicios que ofrece la red de salud pública federal

Las cirugías para el cambio de sexo en Brasil serán realizadas gratuitamente en la red de salud pública, según una decisión judicial que el gobierno anunció que no pretende recurrir, pues considera que ya no son “experimentales”.
La sentencia que obligará al Estado a realizar esas cirugías y asumir su coste, calculado en unos 2 mil reales (1 mil dólares), fue dictada por un juez del estado de Río Grande do Sul, y el Ministerio de Salud dijo que se “ajusta al derecho constitucional”.
Para mayores de 21
Según la Agencia Brasil (oficial), las cirugías sólo podrán ser realizadas a personas mayores de 21 años, que pasen previamente por un período de “estudio sicológico” de dos años.
El Ministerio de Salud explicó que las cirugías para el cambio de sexo serán incluidas dentro de la lista de servicios que ofrece la red de salud pública federal, aunque las primeras sólo podrán realizarse una vez que pasen los dos años de “estudio sicológico” de los solicitantes.
Más allá de ese plazo, el único requisito para la operación será una autorización de las secretarías de salud regionales o municipales, que estarán a cargo de hacer la evaluación médica y sicológica de quienes deseen cambiar de sexo.
Además, las fechas para realizar las operaciones serán fijadas de acuerdo a las prioridades de los hospitales.
Un derecho constitucional
La oferta de estos servicios fue solicitada a través de la vía judicial por representantes del Ministerio Público, bajo la convicción de que se trata de un “derecho constitucional” vinculado con la dignidad y la igualdad humana.
En una nota difundida, el Ministerio de Salud anunció que acatará la decisión judicial y aclaró que las cirugías para el cambio de sexo han dejado de ser “experimentales” y están avaladas por el Consejo Federal de Medicina.
Según cifras oficiales, el año pasado fueron realizadas unas 250 operaciones para cambio de sexo, todas en clínicas privadas, las únicas que hasta ahora ofrecían esos servicios.
Cálculos del Ministerio de Salud indican que, con la gratuidad de la operación, el cambio de sexo podría llegar a ser pedido por uno de cada 10 mil hombres.