Salud y Sexualidad

Los besos y sus curiosidades

El beso es para nosotros una forma de saludo, aunque existen muchas diferencias entre países y culturas, pues no todas ven el beso de la misma manera

El beso, una de las mayores formas de afecto, amor y cariño en la tradición occidental, esconde muchas singularidades a lo largo del planeta. En China, por ejemplo, besarse en público está considerado como una costumbre de mal gusto y será denunciado durante los Juegos Olímpicos de 2008.
Los besos se pueden dar en la boca, el cuello, la nariz o las manos. Aunque existen muchas diferencias entre una cultura u otra, los besos son, por lo general, una muestra de afecto, amor o amistad hacia aquellas personas que más queremos.
Sin embargo, existen muchas diferencias entre países y culturas, pues no todas ven el beso de la misma manera.
Costumbres culturales
En la tradición occidental lo más habitual es besar a nuestra pareja en la boca y reservar los besos en la mejilla para nuestros amigos o familiares.
El beso es para nosotros una forma de saludo, aunque en los países anglosajones la costumbre es dar la mano.
El número de besos también suele variar de un lugar a otro. Los españoles, por ejemplo, suelen dar dos besos en la mejilla, mientras que en Francia lo más frecuente es dar tres, y existen algunos países, como Rusia, en los que los hombres se besan entre ellos.
A pesar de estas diferencias, en occidente el beso se suele dar tanto en público como en privado, lo cual no es muy habitual en otras culturas como la oriental. De hecho, existen países como China, en los que besarse en público es una costumbre de mal gusto.
Ahora, con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, se ha sabido que a los chinos les resulta mucho más molesto observar a una pareja de turistas besándose que escupir en la calle, una costumbre muy frecuente en China, que, sin embargo, incomoda a la mayoría de las personas extranjeras que visitan el país.
Los turistas que viajen a Pekín en esas fechas deberán ir con cuidado, pues, según informó la agencia oficial china, Xinhua, las personas que se besen en la calle podrán verse sorprendidas por la Policía, ya que durante los Juegos habrán cámaras de vigilancia en las calles de la capital programadas para detectar cualquier violación del espacio privado. Los gestos amorosos serán clasificados por las cámaras como delitos de secuestro o robo.
Más curiosidades
Las costumbres asiáticas en torno al beso varían en mucho de las occidentales, no sólo en China. Para algunas tradiciones religiosas orientales el beso es una forma de dar y recibir energía espiritual, y en Japón, los besos más apasionados se dan en el cuello o las manos, pero no en los labios.
En el continente africano algunas tribus antiguas pensaban que besarse era un peligro porque el alma se podía escapar por la boca, y, en el polo norte, los esquimales se frotan la nariz en vez de besarse en los labios.
En el mundo existen casi tantas costumbres como países y culturas, aunque la mayoría de ellas coincide en que el beso es su mayor muestra de afecto o cariño. Es por ello que al hacerlo se nos suelen dilatar las pupilas y cerramos los ojos. El cerebro nos impulsa a entornarlos.