Salud y Sexualidad

El miedo

Los humanos tenemos temor a las cosas sobre las que no tenemos control

Una de las experiencias o emociones más cargadas de adrenalina es el miedo, y ¿quién es la persona más valiente que ante nada ni nadie tiene miedo? No podemos expresar cuál es el peor miedo porque prácticamente cada quién crea su propio miedo desde lo más insignificante hasta lo súper espectacular.
Se tiene miedo a las sombras, a la muerte, a las fuerzas de la naturaleza, a quien se presenta como agresor, sea este persona, animal o idea. También a nosotros mismos, a la idea del demonio, a la enfermedad, a la pobreza, a ser descubiertos de algo, a la vejez, a ser despedidos y a muchas otras cosas de las cuales no tengamos control.
El temor o miedo se presenta como una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Casi siempre el temor o miedo es subjetivo, es decir, se basa en hechos no reales, suposiciones o situaciones que parecieran reales, pero que nos dejan con duda; otras veces desencadenan una serie de manifestaciones hormonales en el cuerpo como sudor, cambio de temperatura, diarrea, paralización de la locomoción, pérdida del habla, llanto y muchas otras cosas que lo hacen más patente o se le asocia a asuntos espirituales.
Hay algunos miedos que dependen de traumas de vidas pasadas, por ejemplo, claustrofobia, miedo a las alturas, al silencio, a estar en estructuras por bajo del nivel del suelo, a los grupos de personas y a personas con ciertas características.
Por otro lado, el miedo se puede asociar a la ansiedad, fobias e inclusive al horror y al terror, y terminar en la locura o la demencia. Cuando una persona descubre lo subjetivo del susto o la causa del mismo, se siente desahogada y valiente, dominó esa fuerza extraña que le oprimía, se siente liberada.
El miedo hasta cierto punto es necesario, pues nos hace observadores y vencedores de obstáculos, nos lleva a tener cuidado con lo que sucede en nuestro plano físico. El miedo que además conduce al pánico pude ser personal, familiar, comunitario o global.
Lo natural vence el miedo
La medicina natural, la acupuntura, las terapias manuales y la orientación personal ayudan mucho a vencer los miedos, temores, fobias, temblores o la consecuencia de los sustos.
Hay plantas que benefician la estabilización del sistema nervioso, como la naranja agria, la manzanilla, la valeriana, la melisa, que se usa en baños o con aspersores en el cuerpo y cabeza.
También se usan las limpias del cuerpo para aislar las auras negativas. Algunos curanderos tradicionales usan fórmulas secretas que alejan temores y miedos. Con la acupuntura se aseguran canales del sistema nervioso que cambian la actitud en las personas.
Las terapias manuales también hacen derivar sustancias morbosas que se alojan en el cuerpo y que lo excitan negativamente. También las terapias de regresión y de superación personal vencen traumas y estabilizan a las personas ayudándolas a vencer el miedo.
TOME NOTA
La Clínica de Terapias Naturales y Spa, bajo la atención del Tp. Francisco Picado, trata con medicina natural y acupuntura. Aplicamos masajes y sauna; regulación de peso y balance de energías. Hay productos medicinales naturales y se dan cursos de naturismo. Antiguo Cine Rex 75 v. al lago, mano derecha. T. 24 2888 y 861 7881. E-mail: terapiasnat@yahoo.com