Salud y Sexualidad

Sexhoróscopo

Del viernes 3 al jueves 9 de agosto de 2007.

ARIES: Reventaron las fiestas agostinas para los y las habitantes de la capital y continuarán por todo este período, entonces a divertirse. Aries se abre con todo un esplendor pasional con Marte en Tauro y cierra período en el imaginativo, divertido y sorprendente Géminis. No se sabe por dónde saltará la liebre del amor, pero lo hará.

TAURO: Vaya, Venus no quiere darte la oportunidad de gozar en la cama, te permite el bailongo en las calles y como que se te quiere cruzar en la puerta del cuarto. Pero bueno, el 4 llega la Luna y tenés a Marte hasta el 6, excelentes oportunidades de diversión erótica, siempre y cuando obviés ese cuarto menguante del 5. Vos sabrás hacerlo.

GÉMINIS: Tremendo panorama astral te trae este agosto, leelo, aprecialo y no lo desperdiciés. Primero llega Mercurio a Leo el día 4, imaginate cómo viene de fuerte y erótico ese felino a prenderle amor a tu habitación. El 7 se te presenta una bellísima y tomada de la mano con Marte. Géminis, gemelito, ¿qué pasará en la cama?

CÁNCER: Hoy se te despide Mercurio, exprimile toda la energía que podás, ya que mañana hay un cuarto menguante que podría disminuir el ardor sentimental y sexual del que gozás en estos momentos. No perdás la compostura de ese carácter tierno que te crea una atmósfera favorable para el amor. Todo pasará y continuará la felicidad.

LEO: Bien por vos Felino, el Sol dándote fiestas onomásticas a diario, Mercurio viene a abrazarte mañana y de paso trae su alforja repleta de afectividad amorosa y también algo de dinero, y completás el panorama con Saturno en su largo recorrido por Leo. Advertencia: el 9 llega retrógrado Venus a tu signo, aprovechá esta semana y sexualmente no descansés para nada.

VIRGO: Buenos amigos y amigas de Virgo, comienzan período con un pie inflamado, no importa cual de los dos sea, el asunto es que Venus está retrógrado en este signo, ahí está la pasión retenida. La noticia agradable es que mañana Mercurio entra triunfante en Leo, así es que podés hacer el amor en el pie bueno que tendrá la suficiente fortaleza para soportar.

LIBRA: A ponerse una coraza protectora porque tu regente entra retrógrado en este período, tenés que demostrar por qué sos el signo de la balanza, no perder el equilibrio que te hace ser reconocido. La ventaja es que Marte entrará a un signo afín y por esa rendija te llega un puchito de fuego pasional suficiente para cargar las baterías eróticas.

ESCORPIÓN: Soportando los embates planetarios, el Alacrán no se amilana, su fortaleza proviene del milenario fondo del cosmos, por tanto no hay temor en su corazón. En esta etapa fiestera se propone dar sus paseitos en los días apropiados, pero no en soledad, nada que ver y al finalizar el día tener una pequeña sesión de sexo.

SAGITARIO: Primo o prima, aléjese de Plutón porque ahorita no es buena compañía, además que les tenemos una noticia bastante tiempo esperada por ustedes: Júpiter estará directo a partir del día 7, eso alienta el espíritu y fortalece el bajo vientre. Vaya Arquero, recuperás el arte de suspirar, susurrar y gemir. Date gusto erótico y preparate desde ya.

CAPRICORNIO: Por estos contornos no hay motivo de queja, lo cual es debido a que Saturno sigue por Leo y el Macho Cabrío recibe su ración bien condimentada eróticamente, por supuesto que será bien utilizada. Este fin de semana será fogosamente sexual, no hay forma de parar a Capricornio, sujétense.

ACUARIO: Cruzando el lago de Granada en un ‘pipante’ de papiro, los y las nacidos bajo el cielo del aguador se encuentran en un pequeño dilema: quedarse en casa o dar una vuelta por Las Sierritas, por cualquier cosa es mejor escoger la primera opción. Descansar y de paso pueden hacer el amor las veces que quieran y donde se les antoje.

PISCIS: Parece que se le quiere angustiar el corazón, su situación planetaria es incómoda y nadie la quiere para sí, pero el pescadito no echa pie atrás y se muestra dispuesto a continuar en ese batallar erótico. Adelante Piscis, tenés un reto importante en la cama, demostrar que su vitalidad sexual sigue vigente y firme y que puede hace el amor varias veces.