Salud y Sexualidad

El agua Borba

Denominada el ‘agua antiarrugas’, ésta es una bebida vitaminada con efectos sobre la piel

La marca de cosméticos Borba, fundada por el joven de origen español Scott Vincent Borba, ha revolucionado el mercado estadounidense de los nutricosméticos y de las bebidas vitaminadas, gracias a un agua que consigue acabar con las arrugas.
Con el reclamo de “Una piel sana desde dentro” y con apuestas innovadoras, Borba se ha convertido en la primera marca de cosméticos en EU que basa el cuidado de la piel no sólo en productos no tópicos, sino en fórmulas que se ingieren de forma oral, y que cuenta como producto estrella un agua que lucha contra las arrugas.
“El 80 por ciento de los problemas de la piel se originan en el interior del cuerpo. Teníamos que trabajar en algo que ayudara a controlarlos y mejorarlos, y que no necesitara una receta de un dermatólogo. La solución es el agua”, aseguró en una entrevista Scott Vincent Borba, responsable del éxito de una casa de cosméticos que empezó a la sombra de las grandes.
En tan sólo dos años, la compañía se ha convertido en una de las marcas líderes del mercado de los nutricosméticos en EU al concentrar el 51 por ciento de las ventas de los productos de belleza que incorporan vitaminas y suplementos en sus componentes, según datos de la empresa.
Radical y novedoso
Borba, nacido en California de madre española y padre portugués, ha hecho que el cuidado de la piel por vía oral deje de ser algo futurista y que domine las ventas en los principales grandes almacenes de EU.
También se venden en el canal televisivo QVC unos productos que suman al agua vitaminas, minerales y componentes botánicos.
“Lo novedoso es que cualquiera pueda beberse una solución para conseguir que el estado de su piel mejore y ésta luzca maravillosa”, explicó Borba, quien destacó lo “radical y novedoso” de unos productos diseñados “tanto para el hombre como para la mujer de hoy día, que los pueden utilizar en cualquier momento”.
Muchos han definido al creador de esta idea como “un visionario” y él mismo reconoce que ha sido “muy duro” conseguir apoyo en un negocio en el que la idea de que unos productos a base de agua quitaran las arrugas no tenía mucha cabida.
No sólo agua
El creador de este sistema, que acabó en el mundo de la cosmética tras estudiar Derecho, Psicología y Ciencias Empresariales en la universidad y pasar por Neutrogena y Joshnson & Johnson, también asegura que sus productos cuentan con un alto porcentaje de aceptación entre el público.
Además del agua, Borba incluye una variedad de cremas que incorporan tejidos como el algodón, la seda o el lino para pieles que presentan diferentes problemáticas, y unos complejos “biovitamínicos” que regeneran el tejido cutáneo, y que, entre ellos, se complementan “a la perfección”.
Borba asegura que planea llevar pronto su marca al mercado europeo y latinoamericano.