Salud y Sexualidad

Visita íntima a homosexuales presos

Que el penal negara esto sería una violación a los derechos de las personas recluidas y al derecho a no ser discriminado por motivo de preferencia sexual

Por primera vez autoridades carcelarias de Ciudad de México permitieron a un reo homosexual tener una “visita íntima” de su pareja en libertad, informó la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).
La visita íntima fue posible en un penal capitalino después de que la CDHDF hizo en febrero pasado una recomendación a la Dirección General de Prevención y Readaptación Social del Distrito Federal (DGPyRS) para que permitiera ese encuentro.
Derecho a no ser discriminado
Ésta “es la primera visita íntima a un interno con orientación sexual distinta a la heterosexual en un centro de reclusión capitalino, en este caso del Centro de Readaptación Social Varonil de Santa Martha Acatitla (Ceresova)”, dijo en un comunicado la Comisión que sólo dio los primeros nombres de los beneficiados.
Recordó que en febrero pasado “el señor Agustín” se quejó ante la CDHDF de que le fue negada en varias ocasiones la visita íntima a su pareja Ricardo, recluido en el Ceresova, por tratarse de una pareja conformada por personas del mismo sexo.
La CDHDF dijo que esa negativa era una “violación a los derechos de las personas recluidas y al derecho a no ser discriminado por motivo de preferencia sexual”, por lo que emitió la recomendación a las autoridades carcelarias para que permitieran la visita íntima a “este sector de la población penitenciaria”.
Adecuaciones al reglamento
La autoridad responsable realizó un proyecto de adecuaciones a su reglamento interno por el que solicita a quienes quieran beneficiarse de la medida el registro de una Sociedad de Convivencia.
La Sociedad de Convivencia, aprobada este año por el Congreso capitalino, reconoce las uniones entre homosexuales, aunque no está destinada únicamente a ese sector de la población.
La CDHDF dijo que Agustín pidió a autoridades capitalinas una constancia de concubinato, lo que sirvió para que el penal le autorizara la visita íntima a su pareja recluida.
Dijo que su recomendación a las autoridades carcelarias continuará abierta hasta lograr que la regulación de las visitas íntimas para los homosexuales quede establecida en un documento registrado oficialmente.