Salud y Sexualidad

La relación médico-paciente

Todo paciente requiere de algún tiempo para vencer sus miedos y poder establecer una relación de confianza

El rapport es el mecanismo mediante el cual se establece una relación en que las personas participantes se sienten mutuamente confortables y confiadas.
Este primer momento es de especial significado ante un paciente que sufre y espera una actitud de ayuda de parte del personal médico, sicológico o de enfermería.
La primera entrevista o encuentro, o como le llamó José A. Bustamante, “la situación”, es determinante para el desarrollo de esta relación.
Es de esperar que en esta primera reunión el paciente se muestre cauteloso y reservado, y exista además de una alta expectativa, cierto nivel de recelo y de desconfianza.
Es previsible cierto grado de incredulidad sobre la objetividad, reserva, idoneidad o integridad del terapeuta y del personal de salud.

El acercamiento
Una manera de acercarse a esta primera entrevista tan importante en la relación médico-terapeuta-paciente, es hablar de forma pausada y clara, seleccionar adecuadamente el lugar, evitar todo tipo de interrupciones, mostrarse cálido y sin ánimo inquisidor, lo cual es básico si se quiere establecer una buena relación inicial.
Es necesario que cuando un especialista planifique la entrevista o la consulta, se asegure de disponer de suficiente tiempo y de un lugar con la intimidad necesaria para evitar tener que apresurar la conversación o interrumpirla abruptamente.
Es común creer que la ayuda sicológica o siquiátrica puede darse en cualquier lugar, lo que es totalmente erróneo. A nadie se le ocurriría intervenir quirúrgicamente a alguien “bajo un palo de mango”. Por lo tanto para ventilar temas íntimos y muchas veces dolorosos de la vida de las personas se requiere de condiciones adecuadas.
Debemos manejar la situación con calma y no forzar la información, ya que si ésta no fluye espontáneamente en la primera reunión, es mejor esperar el momento propicio antes que perder el rapport.

Tiempo para vencer el miedo
Todo paciente requiere de algún tiempo para vencer sus miedos y poder establecer una relación de confianza.
Establecer esta atmósfera de confort y naturalidad será una tarea que se verá premiada por la confianza que el paciente irá desarrollando hacia la persona. Estas pautas son igualmente importantes en una consulta médica general o en una de psicoterapia.
El vocabulario que usemos deberá ir asimilándose lo más posible al del paciente, y las señales no verbales deben ir constantemente dirigidas a que la persona se sienta cómoda y aceptada como es.
Es natural que esperemos franqueza de parte de la persona entrevistada, pero esto no podemos exigirlo presionando a la persona. Debemos además evitar apabullarla con preguntas, no insistir ni dar consejos, ni erigirnos en autoridad. Todos estos son comportamientos que inhiben a la otra persona.
Es necesario, aunque algo difícil al comienzo, aprender a escuchar con atención sin emitir juicios y demostrar genuino interés en lo que la persona dice; hay que dejarla expresarse libremente sin por esto perder el control de la entrevista.
El profesional de la salud debe ser un experto en todo momento, por lo que debe manejar con profesionalismo estos criterios para desarrollar siempre una adecuada relación con los pacientes. La calidad con calidez es mucho más que un lema, es el “leit motiv” de un sistema de salud que quiere ser cada vez más humano y moderno.

Dr. Carlos Manuel Fernández Tenrreiro.
Especialista en siquiatría.
Msc. en planeación y desarrollo humano.
Profesor de sicología. UCA.
Clínica Altamira D`Este, de la Vicky, dos cuadras a lago y ½ arriba. Managua.
Teléfono: 2770209. Celular. 8827475.