Salud y Sexualidad

Lo que las mujeres quieren de los hombres

Cuando se consulta a las mujeres sobre sus preferencias en la cama, muchas respuestas pueden sorprender incluso a los varones menos conservadores

Las mujeres, al igual que los hombres, tienen fantasías sexuales que podrían hacer mucho más excitante una relación, pero no siempre se sienten libres para expresarlas. Para poder ayudarla, te ofrecemos cinco sugerencias que seguramente serán muy bienvenida.
Por varios años, podemos haber mantenido una idea equivocada de lo que nuestras mujeres querían en la cama. No es extraño, entonces, que el sexo se haya vuelto rutinario y previsible, y que no logremos que nuestra hembra goce como quisiéramos.
Muchas sorpresas
De hecho, cuando se consulta a las mujeres sobre sus preferencias en la cama, muchas respuestas pueden sorprender incluso a los varones menos conservadores.
Muchas de ellas tienen enteras listas de errores que los hombres comenten al querer hacerlas gozar al máximo, los cuales van desde la falta de besos al hacer el amor, hasta el hecho de ser más agresivos.
Por cierto, no valdría la pena esperar que ellas nos hablen sobre estas fantasías, ya que sabemos que el pudor suele estar más del lado de las mujeres que de los hombres. Por lo tanto, si el sexo no es como quisiéramos, tendremos que ser nosotros quienes debamos poner manos a la obra, o al amor, para revertir esta situación.
Por supuesto, usted se preguntará ¿Cómo? Para ello, basándonos en los comentarios de muchas mujeres, sexólogos y cartas llegadas a la redacción, le podemos ofrecer una lista de las lujuriosas fantasías que quizás su propia mujer esté esperando desde hace tiempo. Por cierto, sobre sexo no hay nada escrito, sin embargo, muchas mujeres dijeron cosas parecidas, o bien muy interesantes, de las cuales hemos tomado las cinco principales, para pasar enumerárselas.
1- Ella es la reina: Esto no es tanto una fantasía que ellas hayan expresado, pero sí una muy buena sugerencia para las relaciones sexuales. Muchas mujeres necesitan que sus hombres las contemplen con atención, focalizándose en todo su cuerpo entero. Les gusta que las besen desde los tobillos hasta la espalda, despertándoles sensaciones que provengan de algún otro lugar que no sea la vagina.
También podría pasar un pequeño tiempo besándole el muslo o las partes interiores de la muñeca. De esta forma, será probable que ella se lo haga a usted también, y, le aseguramos, también sus sensaciones serán más profundas.
2- La boca, otra zona erógena: La use usted o ella, debe saber que a la mayoría de las mujeres les encanta incorporar la boca a la relación sexual. Para su sorpresa, muchas mujeres desearían también usar sus bocas para erotizar más a sus hombres. Lo que secretamente desean, son ciertas direcciones. Pero eso dependerá de cada una, por lo que no podemos darle un “mapa” (pero usted sí lo puede ir confeccionando…). Y el ruido: las mujeres aman oírlo hacer toda clase de ruidos agradables, para asegurarse de estar haciendo un buen trabajo. Recuerde, principalmente que las mujeres desean que vaya muy a fondo con su boca (en todas las partes de su cuerpo…), usando también los dedos cuando sea el momento, para luego seguir otra vez con la boca.
3- No descarte cumplir ciertas fantasías: Cumplir ciertas fantasías puede ser también muy estimulante. Las fantasías pueden ser muy bellas, aunque muchos/as no se den cuenta de eso. Muchas mujeres señalan, por ejemplo, que ya se sienten cansadas se ser una dama en el dormitorio, así como de hacer el amor y estar rodeada de cosas suaves todo el tiempo. Por eso, muchas desean que su esposo tuviera un sexo más agresivo con ella, y se comportara como si acabara de conocerla.
4- Basta de buenas palabras: En este mismo sentido, debería comenzar a ampliar su léxico sexual. Créalo o no, muchas mujeres hablan muy bien de las malas palabras… y una gran cantidad de ellas, quiere categóricamente que les digan cosas “desagradables”. Muy posiblemente, muchas de las cosas que solía decirle antes del casamiento. Es posible que, en un principio, las mujeres que oigan estas palabras comiencen a ruborizarse, pero debe saber que eso no quiere decir que las incomode… Por supuesto, no podemos escribir ninguna de esas palabras, pero estamos seguros de que no le faltará imaginación para ello.
5- Más agresividad en la cama: Esto es casi una coincidencia unánime. La mayoría de las mujeres realmente quería algo más agresivo, incluso más allá del lenguaje. A muchas les gustaría ser atadas y tiradas del cabello. En efecto, estaban bastante entusiasmadas acerca del sexo agresivo. Por supuesto, esto no implica que deba llegar a su casa y abofetear a su mujer, pero en su lugar, quizá un pequeño rasguño en el dormitorio podría trabajar de maravillas para la vida sexual. Y si eso no es suficiente, podrá intercambiar roles, y dejar que ella sea el agresor.
En definitiva:
Sería bueno que sea más abierto cuando de sexo se trate. Por supuesto, desde aquí, sólo le hemos podido trasladar lo que muchas mujeres y sexólogos nos hicieron saber, pero cada caso es único, y usted debería sentirse libre de experimentar cuál es el de su pareja. Comience comunicándose en forma más abierta acerca del sexo, y podrá descubrir que su mujer está mucho más que dispuesta a acercarse a cosas nuevas.