Salud y Sexualidad

La sonoroterapia

A la sonoroterapia o musicoterapia se une el ritmo, lo cual influye en la expresión corporal, beneficiando la liberación de traumas y complejos

Sonoterapia es terapia de sonido, que forma parte de la Medicina Vibracional. A través de esta técnica se logra llegar a la raíz de la enfermedad, mediante las vibraciones por simpatía.
En la sonoterapia se utilizan diapasones o instrumentos musicales perfectamente afinados de 32hz hasta 4000hz, que adecuadamente aplicados sobre nuestro cuerpo físico o escuchando, realizan un “masaje sonoro” a nivel celular, que libera patrones energéticos negativos grabados profundamente en las células y en nuestro cuerpo energético.
Beneficios
La sonoroterapia sirve para relajar, conducir al sueño, rebajar dolores, desinflamar, formar disciplina y nuevas actitudes; practicar la atención y concentración, mejorar el equilibrio personal y agudizar el sentido de la audición.
Uno de los principios básicos para comprender la terapia es que todo en el universo es vibración, y así lo es nuestra mente y cuerpo. Por tanto, se hace énfasis en las terapias, en recoger los sonidos de la misma naturaleza como el sonido del agua que corre, el susurro del mar, los sonidos de los pájaros, la música del viento en el bosque, entre otros sonidos naturales. Esto ayuda mucho a los niños y a las personas con capacidades diferentes.
Modernamente se han desarrollado instrumentos como el espectrograma, el cual visualiza bajo formas, colores o chorros de agua la vibración de la música, dejando en el paciente una experiencia bi o trisensorial muy efectiva.
El terapeuta debe conocer la problemática de cada uno para ayudarle. Generalmente, donde se hacen estas terapias se manejan diferentes instrumentos, sobre todo de percusión, y los pacientes voluntaria o socialmente los toman y los empiezan a sonar, demostrando así con su acción lo que les gusta o con lo que se identifican.
Algunos pueden aprender a tocar uno o varios instrumentos, y ése será una fuente inagotable de comunicación, incluyendo acá la formación coral.
Promueve las energías
En la terapia de energías, ocupamos diferentes sonidos o instrumentos para el despertar o balance de los chacras, por ejemplo, para el centro uno --que es el que corresponde a nuestro apego a lo material y raíces--, usamos sonido de tambores; para el centro cuatro --del afecto--, violín, y así sucesivamente. Hay que hacer diferencia entre sonido y ruido. El sonido en la terapia es cuando va acorde con nuestra necesidad, ya sea para relajarnos, vencer el insomnio, disfrutar una lectura, controlar el asma u otras patologías. El ruido es lo que no quisiéramos encontrar, como el sonido de los vehículos, las sirenas de carros, pitos o claxon, casas comerciales y vecinos que no respetan la ley sobre el ruido y el medio ambiente. Para los que viven en las ciudades lo más relajante es salir al campo para escuchar la música de la naturaleza.
A la sonoroterapia o musicoterapia se une el ritmo, lo cual influye en la expresión corporal que beneficia a la liberación de traumas y complejos, y hace aceptar y aceptarse a sí mismo, beneficiando la autoestima y la superación personal. La música y ritmos comerciales benefician el bolsillo de los productores y posiblemente de forma temporal a los oyentes que los vivencian.
Los sonidos de la música new age, instrumental, clásica y folklórica profundizan el espíritu y lo ordenan con sus acordes, ritmos y vibraciones armónicas y agradables al oído.
TOME NOTA
La Clínica de Terapias Naturales y Spa ofrece: consulta médica naturista y de acupuntura; masajes y sauna; regulación de peso, orientación personal, productos y medicinas naturales. Antiguo Cine Rex, 75 v. al lago, mano derecha. T. 244 2888. Cel: 861 7881. E-mail: terapiasnat@yahoo.com