Salud y Sexualidad

Un inhalador para el sexo

El PT 141 actúa directamente despertando el deseo sexual en el cerebro

Un laboratorio de Nueva Jersey (EU) ha desarrollado un inhalador que despierta el apetito sexual y que parece tener muchas ventajas con respecto al resto de medicamentos destinados a aumentar la libido.
A diferencia de otros estimuladores, que bombean sangre para lograr la erección del pene, el nuevo producto --que por el momento no tiene más nombre que la referencia de laboratorio PT 141-- actúa directamente despertando el deseo sexual en el cerebro.
Durante los últimos años, las empresas farmacéuticas habían decidido fomentar las investigaciones relacionadas con la disfunción eréctil, y así han surgido dos de los medicamentos más populares de esta década: Viagra y Cialis.
Sin embargo, estas pastillas sólo estaban destinadas a los hombres, y dejaban a las mujeres abandonadas una vez más en la búsqueda de un remedio a la desaparición del deseo sexual. La ventaja del nuevo inhalador es que pueden utilizarlo los dos sexos.
Para ambos sexos
Al frente de la compañía desarrolladora se encuentra Carl Spana, que durante años ha estudiado las reacciones sexuales en ratones. Según ha explicado, los animales experimentaban inconscientemente una erección al usar el medicamento, mientras los investigadores analizaban los resultados.
El producto elaborado afecta directamente al comportamiento y no tanto a la circulación de la sangre como otros potenciadores sexuales, de ahí su mayor ventaja con respecto a la competencia: la posibilidad de uso indistintamente por hombres y por mujeres.
El investigador de la Universidad de Concordia, Jim Pfaus, comprobó que se daba lo que él llamó “actos de solicitud” entre los ratones sometidos al tratamiento.
Lo malo es que los animales no hablan; lo bueno, que no mienten, ha declarado el investigador, que también se ha hecho cargo de la fase del ensayo realizada entre 900 humanos, que refrendó los datos de la investigación con animales de laboratorio.
En 15 minutos
El PT 141 es rápido y efectivo: en tan sólo 15 minutos, el spray provoca en las mujeres calor genital, cosquilleo y un aumento del deseo sexual.
En los hombres se puede comprobar un aumento de energía: “Tienes la urgencia y el deseo de hacerlo ya”, ha declarado uno de los participantes en el encuentro.
Fuente: www.masmasculino.com