Salud y Sexualidad

La depresión y sus trastornos

La depresión tiene diferentes modalidades de expresión que generan mucho sufrimiento, bajo nivel en la calidad de vida e impone múltiples limitaciones en quienes la padecen

¿Se siente frecuentemente desanimado, decaído y sin fuerzas? ¿Se siente triste, angustiado y abrumado por sus preocupaciones, sin tranquilidad interior?
¿Pasa mucho tiempo pensando en experiencias negativas que no lo dejan vivir en paz? ¿Se siente triste, con deseos de llorar a cada momento? ¿Se siente solo y no logra sentir alegrías en su vida?
¿Sufre de dolores en la espalda, dolores de cabeza, calambres musculares, colon irritable, infecciones frecuentes, que no se resuelven con los tratamientos indicados incluso por especialistas? ¿Ha pensado en más de una ocasión que quisiera terminar con todo de una vez?
Si así fuese es muy posible que usted esté padeciendo de un trastorno emocional conocido como depresión, que cada vez es más frecuente y puede ser atendido y resuelto satisfactoriamente.

Un problema de salud pública
La depresión es un grupo de trastornos con diferentes modalidades de expresión que genera mucho sufrimiento, bajo nivel en la calidad de vida e impone múltiples limitaciones en quienes la padecen.
Este problema de salud pública afecta a todos los países y grupos de edades, sin embargo, por las repercusiones psicosociales, dentro de ellas el suicidio, se hace más grave en los adolescentes y personas en edades activamente económicas.
Algunos países han calculado las pérdidas de horas / días laborables por motivo de este trastorno como un índice de afectación y las pérdidas económicas que produce son extraordinariamente altas.
De todas formas no hay ningún índice que pueda transmitir el sufrimiento y el dolor de la persona con depresión.
La depresión puede obedecer a múltiples causas, algunas veces heredadas de padres, abuelas o tías y tíos depresivos, otras por vivencias psicotraumatizantes, otras por tipos de apegos (tipo de vínculo afectivo con la madre o persona sustituta en los primeros meses de vida) que generan bajo algunas condiciones, patrones repetitivos de síntomas.

Síntomas y tratamiento
Los síntomas más frecuentes de la depresión son generalmente tristeza, poco deseo de hacer las cosas habituales, insomnio pertinaz, ansiedad, pensamientos negativos repetitivos, sensación de soledad interior, disfunción sexual, llanto fácil y una variada gama de los llamados “equivalentes somáticos de la depresión” que son síntomas físicos que esconden detrás depresiones latentes, frecuentemente dolores sin mejorías.
Casi la totalidad de los cuadros depresivos, incluso los de intensidad más graves, responden favorablemente al tratamiento.
El tratamiento de la depresión debe ser enmarcado en una estrategia sistémica, tomando en consideración que la mujer y el hombre son una forma integral biológica, psicológica, social y espiritual.
Sin embargo, estratégicamente la mayor efectividad demostrada radica en dos modalidades, la psicoterapia cognitiva y el uso de antidepresivos por un periodo mínimo de dos años.
La actual presencia de antidepresivos de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) hace mucho más tolerable y sin riesgos el tratamiento de estos trastornos.
El abandono del tratamiento inmediato a la mejoría produce frecuentemente recaídas y vaivenes en el curso favorable que pudiese tener el paciente. Es por eso imprescindible acudir a consulta periódicamente durante el tratamiento concertado.
Si usted padece este tipo de trastornos o alguien en su familia, es importante que sepa que tiene en sus manos la solución.

Dr. Carlos Manuel Fernández.
Profesor de Sicología, UCA.
Psiquiatra. Adolescentes y adultos.
Clínica Altamira D’Este, de La Vicky,
2 cuadras al lago y ½ media arriba.
Managua. Teléfono: 2770209. Celular: 8827475