Salud y Sexualidad

Educación de cero a tres años

Con preocupación y visión de futuro se impulsa el Proyecto de Atención al Desarrollo Temprano

La Asociación Soya de Nicaragua (Soynica) impulsa un proyecto para desarrollar capital humano, atendiendo a las investigaciones científicas que confirman que el período más importante para el desarrollo integral del niño es en la primera infancia.
Efectivamente, el desarrollo maravilloso del cerebro ocurre entre cero a tres años de edad, asegura la licenciada Leonor Midence, Directora del Área Social Educativa de Soynica, de manera que de cero a tres años se debe apoyar el progreso de la inteligencia y formación de la personalidad de los bebés.
Con esta preocupación y visión de futuro se impulsa el Proyecto de Atención al Desarrollo Temprano (ADT). Soynica es el único organismo del país que propicia la educación a temprana edad a partir del nacimiento, “porque en ese período de evolución desmedida del cerebro, el aprendizaje toma un enorme impulso y hay que aprovecharlo al máximo”, confirma Midence.
Desarrollo del cerebro
La especialista explica que antes del nacimiento del niño se inician las conexiones entre neuronas o sinapsis, las mismas alcanzan su máximo desarrollo desde el nacimiento hasta los tres años.
Leonor comenta que los mayores estímulos sensoriales se deben dar de cero a tres años. Explica que al nacer el niño tiene un 25 por ciento de su cerebro desarrollado; a los seis meses el desarrollo será del 50 por ciento, y a los dos años y medio, del 75 por ciento.
El aprendizaje temprano inicia desde el vientre materno con orientaciones sobre nutrición para el binomio mamá-neonato. Se les instruye en su dieta como mujer embarazada el extracto foliar, verduras y frutas, el frijol soya para una alimentación sana y en los chequeos prenatales. “Se pretende que el bebé nazca con un peso de tres kilos, o sea, siete libras, y con talla de 50 centímetros y que su desarrollo sea fortalecido con lactancia materna exclusiva”.
Las mujeres promotoras del programa de Atención al Desarrollo Temprano conforman la Red AHORA en barrios de Managua y el norte del país. Es una modalidad ambulatoria, las sesiones se dan una vez a la semana por grupo en las casas de las familias que pertenecen al programa y donde la promotora-educadora se junta con las madres y sus bebés.
La promotora les orienta con clases prácticas y dinámicas las distintas actividades y los estímulos sensoriales para las y los niña/os de acuerdo con el rango de edad. El ambiente se recrea con música clásica y próximamente se impartirán clases de yoga, ejercicios pasivos que son de mucho provecho para la salud de la madre y bebé.
Capacidad de pensar, hablar y razonar
Después del parto, las madres aprenderán de las promotoras las prácticas de estímulos sensoriales dependiendo del rango de edad, temas de nutrición para ellas y los bebés, de manera que en una etapa de 36 meses (tres años) los niños adquirirán la capacidad de pensar, hablar, aprender y razonar.
También se forman los fundamentos de valores y los comportamientos sociales que le acompañarán en la vida adulta. Cada tres meses se evalúan las conductas del desarrollo para medir el grado de habilidades y aptitudes alcanzadas por los bebés según su edad.
Para esto se establecen tres categorías. Los que tienen un “desarrollo normal”, es decir, actúan de acuerdo a su edad, los que están en “proceso” de aprendizaje, y la llamada “alerta”, que significa que el menor no ha alcanzado su nivel. En este último caso se seguirá estimulando al niño para que se ponga al día.
El aprendizaje temprano opera en 23 barrios de Managua. Esta actividad, según la licenciada Midence, debería contar con el apoyo de las autoridades distritales o los llamados alcalditos en cuanto a la prevención de la anemia y desnutrición infantil que obstaculizan grandemente el desarrollo temprano.
Asociación Soya de Nicaragua
De la entrada a La Fuente, cinco cuadras al sur, mano derecha.
Tel: 289-4955 / Telefax: 289-4941
htpp://www.soynica.org.ni
Email: soynica@soynica.org.ni
iec@soynica.org.ni