Salud y Sexualidad

El viagra

Según los médicos, los beneficios que muchos consumidores sanos afirman haber tenido muy posiblemente estén relacionados con algún problema previo, físico o psicológico que se negaban a reconocer

El consumo de la droga contra la impotencia sin prescripción médica no sólo puede ser riesgoso para la salud, sino también inútil en muchos casos, según la opinión de profesionales y consumidores.
Está científicamente comprobado que el sildenafil (cuyo nombre comercial es Viagra) ayuda a generar y sostener erecciones, pero estos estudios se hicieron siempre sólo entre aquellos hombres que padecían de impotencia, por lo que, según los especialistas, nunca se comprobó que también sea efectivo en aquellos que no sufran de disfunción eréctil (DE).

Viagra y hazañas sexuales
Aún así, varios de los hombres que lo han probado sin aparentemente necesitarlo no dudan en afirmar que este medicamento les dio grandes beneficios, ya que su rigidez y erección fueron mucho mejores de lo habitual, y pudieron necesitar de menores tiempos de reposición entre una eyaculación y la siguiente erección.
Según afirman algunas de estas personas, es posible que en un principio se experimente cierto dolor de cabeza y se ruborice la cara, pero luego fue muy útil para mejorar su rendimiento sexual, siempre y cuando --afirman-- exista también algún estímulo.

Médicos dudan
De todas formas, casi ningún profesional cree que sea cierto en un cien por cien todos estos testimonios de hombres sanos que probaron el medicamento sin prescripción médica. En efecto, estos profesionales creen que mucho de lo que hay detrás de estos relatos es una búsqueda por contar a sus amigos hazañas de un tipo “deportivo-sexual”.
Estos especialistas afirman que no existen estudios que, por ejemplo, demuestren que el sildenafil acorta los "períodos refractarios" (tiempo que pasa entre una y otra erección), algo de lo que se jacta la mayoría de los hombres que tomaron la droga sin receta.
En los hombres de entre 30 y 45 años se sabe que el "período refractario" es de entre 30 y 120 minutos.

Sin efecto para el sano
Algunos van más allá y afirman que, químicamente, se comprobó que si el paciente no sufre de disfunción eréctil el medicamento no surte efecto.
Por eso, señalan, los beneficios que muchos, honestamente, afirman haber tenido, muy posiblemente hayan tenido relación con algún problema previo, físico o psicológico, que se negaban a reconocer.
En este sentido, algunos especialistas afirman que lo que esta droga sí podría producir es un efecto placebo, es decir, dar tranquilidad a quienes la usa, hacerlo sentir menos ansioso y, gracias a esta tranquilidad y seguridad, posibilitar un rendimiento de mayor tiempo y calidad en sus relaciones sexuales.

Fuente: www.enplenitud.com