Salud y Sexualidad

Una estrellita luchadora

Desde el norte de nuestro país ella es “una guerrera combatiente” que representa a cada niño con capacidades diferentes, quienes día a día se esfuerzan por una vida mejor

Luchadora. Así se resume en una palabra la niña que fue escogida como símbolo del Teletón 2007 debido al vigor con el que se levantó de los momentos más trágicos de su desarrollo y con la valentía que superó cada obstáculo.
Ella es Sioux Xitlali García Guzmán, nacida un 22 de noviembre de 1997 en el barrio San Andrés, en Palacagüina, municipio de Madriz.
Sioux es la única mujer en siete hermanos, todos con nombres indígenas a gusto de sus padres, Mariana Guzmán y Ramón García, quienes conforman un humilde matrimonio que vivió grandes penas ante el diagnóstico de su hija.
Las complicaciones
A los dos meses de nacida empezaron las complicaciones. Una tras otra. Comenzaron con sangrados vaginales, vómitos, desmayos, internados, gastos, neumonía, desprendimiento intestinal y convulsiones que le ocasionaron una lesión cerebral. Cada médico hacía un diagnóstico diferente, pero en lo que sí coincidían era en los elevados precios de cada medicamento recetado.
Sin embargo, los padres nunca perdieron las esperanzas, y éstas empezaron a tomar fuerza cuando la enfermedad de Sioux pasó de ser un asunto familiar a uno social. Durante su estadía en el Hospital La Mascota, en Managua, buscaron apoyo de personas naturales y de instituciones, hasta que consiguieron involucrar a varios sectores que hicieron donaciones de alimento, dinero y medicamento.
A pesar que estuvo tanto tiempo internada en hospitales, con estudios constantes, no descubrieron a ciencia cierta qué le ocasionó a Sioux esos malestares.
Años después
Con el tiempo y gracias al aporte y acción de los medios de comunicación, Sioux fue mejorando, aunque todavía las convulsiones persisten. A pesar de la lesión cerebral y de tener afectada la parte derecha del cerebro, se desenvuelve muy bien en danzas folclóricas como El viejo y la vieja, El Cristo de Palacagüina y la Quebradita, bailes que considera sus favoritos.
Si de canciones se trata, Sioux adora un tema que escucha siempre que puede, pues le provoca felicidad. Se trata de “Casa abierta” del Dúo Guardabarranco, al que desea ver algún día para felicitarlo por sus canciones.
Otros de sus sueños es estudiar farmacia y llegar a ser una gran nutricionista, afirma que a ella le gusta comer de todo, pero le fascina el guacamol, el gallopinto y el pollo.
Según su madre, Sioux se levanta a las seis de la mañana para alistarse y emprender marcha hacia la escuela “Emmanuel Mongalo”, donde cursa el tercer grado. Y apenada su mamá confiesa “que llega tarde” por los medicamentos que antes debe tomar.
Luego de su faena escolar lo que le agrada es pasar la tarde frente a la computadora y jugar, mientras por toda la casa suena un repertorio del Dúo Guardabarranco.
Sioux orgullosamente refleja que ninguna capacidad diferente limita a la niñez a hacer esas cosas que durante la infancia los hace reyes del hogar: jugar, bailar, reír, soñar e imaginar.