Salud y Sexualidad

Dientes manchados

La pigmentación dental no se reduce a la falta de higiene, porque hay diversas causas que afectan el tono de la dentadura

Estéticamente una sonrisa amarilla no es muy atractiva y desdice de la higiene personal, pero las causas del cambio de color tienen diversos orígenes.
Las pigmentaciones se adquieren durante la formación de las diferentes capas de los dientes, otras suceden como manchas superficiales después de la erupción dental, algunas incluso son resultado de procedimientos dentales.
Así tenemos las manchas naturales:
*Muerte del nervio por caries extensa y/o profunda.
*Metamorfosis cálcica, por producción de dentina irregular y decremento de la traslucides que muestra pigmentación amarillenta.
*Defectos del desarrollo, (durante la infancia), debido a cambios cromáticos de defectos del desarrollo o por sustancias incorporadas al esmalte o dentina durante la formación dental
*Fluorosis, (exceso de fluor) por defecto en las estructuras mineralizadas con hipoplasia subsecuente.
*Medicamentos sistémicos, como la tetraciclina que pigmenta de color amarillo a pardo gris oscuro.
*Envejecimiento fisiológico de las estructuras dentales (vejez).
Otras situaciones pueden originarse por manchas iatrogénicas o inflingidas, surgiendo pigmentaciones relacionadas con el tratamiento endodóntico (eliminación del nervio dental), esto porque los restos de tejido pulpar, que casi siempre son remanentes de los cuernos pulpares, pueden causar pigmentación gradual.
También están las restauraciones: dentro de las pigmentaciones tenemos las metálicas por amalgama, que por su color gris oscuro pueden teñir la dentina. Otras son las restauraciones plásticas (coronas de metal-acrílico), que causan la pigmentación a través de la microfiltración.
Tratamiento para las manchas dentales
Existe un gran interés por parte de dentistas y pacientes ante el aspecto estético de la dentición.
La técnica de blanqueamiento vital de dientes con geles de peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, clínica y ambulatoria, constituye hoy día un tratamiento de rutina en la profesión dental.
Sin embargo, pueden surgir efectos secundarios como hipersensibilidad dental y alteraciones mucosas, o sea quemaduras por uso excesivo.
Para evitar situaciones como éstas lo más recomendable es, en primer lugar, consultar al odontólogo y conocer si el tratamiento de blanqueamiento que escogió es el más indicado para su caso. En segunda instancia hay que usar correctamente los agentes blanqueadores.
Dra. Georgina Soza
Email: gsoza22@hotmail.com, telf: 2773099